Verlag: Marta Ayuso Kategorie: Fachliteratur Sprache: Spanisch Ausgabejahr: 2018

Pastel de Plátano. Descubre tus dones y tu propósito personal E-Book

Marta Ayuso  

(0)

Erhalten Sie Zugriff auf dieses
und über 100.000 weitere Bücher
ab EUR 3,99 pro Monat.

Jetzt testen
7 Tage kostenlos

Sie können das E-Book in Legimi-App für folgende Geräte lesen:

Tablet  
Smartphone  
Lesen Sie in der Cloud®
mit Legimi-Apps.
Warum lohnt es sich?
Hören Sie in der Cloud®
mit Legimi-Apps.
Warum lohnt es sich?
Seitenzahl: 141

Das E-Book kann im Abonnement „Legimi ohne Limit+“ in der Legimi-App angehört werden für:

Android
iOS
Hören Sie in der Cloud®
mit Legimi-Apps.
Warum lohnt es sich?

Das E-Book lesen Sie auf:

E-Reader EPUB für EUR 1,- kaufen
Tablet EPUB
Smartphone EPUB
Computer EPUB
Lesen Sie in der Cloud®
mit Legimi-Apps.
Warum lohnt es sich?
Hören Sie in der Cloud®
mit Legimi-Apps.
Warum lohnt es sich?

Leseprobe in angepasster Form herunterladen für:

Sicherung: Wasserzeichen

E-Book-Beschreibung Pastel de Plátano. Descubre tus dones y tu propósito personal - Marta Ayuso

¿Te sientes realizado en tu vida y tu trabajo? Descubre tus dones y tu propósito personal El Proyecto o camino que necesitas emprender ahora. Cómo y por qué es el más enriquecedor para ti y para todos los que te rodean. Cuál es tu propósito personal y tus dones y talentos personales. Qué condicionamientos te mantienen atascado. Cómo hacer tu proyecto realidad superando miedos y dudas. Pastel de Plátano te guía y te reta a seguir tu camino personal. El camino que es realmente auténtico para ti, el que te hará sentir profundamente satisfecho y con la certeza de que estás exactamente donde debes estar.

Meinungen über das E-Book Pastel de Plátano. Descubre tus dones y tu propósito personal - Marta Ayuso

E-Book-Leseprobe Pastel de Plátano. Descubre tus dones y tu propósito personal - Marta Ayuso

Marta Ayuso

UUID:
Este libro se ha creado con StreetLib Writehttp://write.streetlib.com

Contenido

Un sueño, realidad

Tu propósito personal

Tus dones y talentos personales

La importancia de ser tú mismo

Tus dones personales, el trabajo y el éxito

El camino a la profesión que llevas dentro

¿Puedes materializar la profesión que llevas dentro?

Haz realidad tu propósito personal

Guía de trabajo

Antes de empezar una sesión de trabajo

Los ingredientes para descubrir tu propósito personal

Descubre la forma de tu propósito personal y vívelo ya

Facilítate el camino: limpia lo que te limita y encuentra tus aliados

Sigue tu camino. Haz realidad tu profesión ideal

Un paso más: el liderazgo auténtico

La clave del liderazgo

Visión, liderazgo y comunicación

Los que pueden cambiar el mundo

Artículos

Ilusión, inspiración

La fuerza del NO

Encontrar tu camino

¡Siéntete vivo!

Tu vida es tu espejo

Trae tus dones al mundo

Ahora mismo estás creando tu vida

No has venido a ser perfecto

Sube al tren de tu vida

El camino continúa

Lo que te encuentras responde a tus expectativas

Con el miedo en la mano

Amor, confianza y liderazgo

Autoestima

Cuando toca cambiar de dirección

¿Atrapado en el trabajo?

Trabajar, y vivir, con propósito

¿Y si hay algo que has venido a hacer al mundo?

Sobre ritmos y exigencias

Elimina lo que te limita

Suelta las maletas que no son tuyas

Descubre los tesoros escondidos en tu pasado

El poder de los hechos y el poder de las decisiones

¿Te atreves con tus deseos?

¿Cansado de empujar?

Pon rumbo a la felicidad

Baja de la trampa de tu mente

¿Quién decide ser tú?

A tu manera

El ingrediente básico en tu camino

Cansado

Vive ahora

Mi camino hasta aquí

Notas

Agradecimientos

PASTEL DE PLÁTANO

Descubre tus dones y tu propósito personal

Marta Ayuso

«Crecemos en grandeza a través de sueños.

Todos los grandes hombres son soñadores.

Ven cosas en la suave neblina de un día de primavera

O en el rojo fuego de una larga tarde de invierno.

Algunos de nosotros dejamos que esos grandes sueños mueran,

Pero otros los alimentan y protegen;

Los cuidan a través de malos días

Hasta que los traen al calor del sol y la luz,

Que vienen a quienes sinceramente esperan

Que sus sueños se hagan realidad».

Woodrow Wilson

Pastel de Plátano es tu receta particular, por extravagante que pueda parecer. Es la combinación única y peculiar de tus dones y talentos, de tu personalidad, de tu mente y de tu corazón. Es tu propósito personal, tu regalo al mundo.

Este libro es el resultado de muchas experiencias, de los mejores maestros y de muchas horas compartiendo, enseñando y aprendiendo. Es un honor para mi poder pasar este legado.

Gracias a las fuerzas que me guían.

Gracias a mi madre, a Glòria y a Manolo, que siempre están a mi lado.

Gracias a Robert y a Jaume por hacerme mejor cada día.

Gracias a Jessica, Nú, Anna, Vero, y todos los amigos que creen en mí.

Y gracias a Enric, Alex y a todos los que me han ayudado a traer este libro al mundo.

Un sueño, realidad

Años atrás tenía un sueño. Soñaba con tener un trabajo que me hiciera levantarme contenta y motivada cada mañana, que me permitiera ser quien soy, hacer lo que realmente es importante para mí y ¡pasármelo bien! Y aquí estoy. Simplemente adoro mi vida y mi «trabajo»—¡a mí no me parece que «trabaje» nunca!—.

Cuanto más avanzaba en mi camino, más me daba cuenta de que esto de trabajar en aquello que te encanta no solo es posible, sino que es natural. Todos tenemos un tesoro personal para aportar. Ahora ya hace tiempo que mi sueño es que cada persona encuentre su lugar y traiga al mundo su potencial auténtico.

Sueño con un mundo en el que tú haces aquello que adoras, en el que eres quien eres y liberas todos tus dones para hacer lo que has venido a hacer. Un mundo en el que cada pieza está en su lugar para la construcción de un ecosistema humano brillante, donde todos se sienten realizados, expandidos y en paz.

En este mundo, las personas crecen empujadas por su propia inspiración y motivación porque hacer lo que hacen cada día resulta tan positivo y estimulante que las enriquece tanto a ellas como a su entorno.

Las empresas son espacios donde se juntan personas que trabajan en su propio propósito y en beneficio de un propósito mayor, que generan magníficas sinergias creativas. Se trata de empresas con alma y sentido conducidas por líderes conscientes, auténticos y con un propósito claro: llevar a las empresas a la luz del beneficio positivo para todos.

Tú también puedes hacer lo que es importante para ti. Aquello que te hace sentir vivo cada día aporta sentido y alegría a tu vida mientras creces y ayudas a todos los que te rodean. Tú también puedes crear una diferencia.

Ahora ya hace unos años que trabajo por este sueño. Es cierto que en este momento queda lejos. Es cierto que la mentalidad imperante dicta que ya puedes estar contento si simplemente tienes un trabajo. Es cierto que culturalmente se nos ha inyectado en vena que el trabajo implica sacrificio y trabajar duro.

Pero todo esto no son más que creencias demasiado extendidas que pasan por realidades y limitan lo que realmente es posible.

La esperanza eres tú. Porque sabes que hay algo que tú puedes hacer, aunque ahora mismo no veas exactamente qué es. Porque también sueñas con algo mucho mejor y sabes en el fondo de tu corazón que es posible.

Tú tienes la llave para tu bienestar y para crear un bien mayor. No pierdas el tiempo dudando. Simplemente sigue tu corazón y hazlo realidad.

Tu propósito personal

¿Por qué has venido al mundo?

¿Qué has venido a hacer?

¿Qué puedes aportar?

Tienes un camino enfrente de ti. Es el camino de tu vida. Tú puedes escoger cómo lo vives. Un camino lleno de sentido y satisfacción personal está a tu alcance.

El camino de tu propósito personal es aquel que te lleva a la máxima expresión de lo que eres, a aportar lo mejor de ti mismo. Tu propósito personal es traer tus dones y talentos al mundo, la expresión completa de quien eres realmente.

En su concepto más amplio, no se trata de un hito concreto. No es un objetivo específico, sino un camino por etapas. Cada una de estas etapas tiene una forma concreta, representa un reto específico, un cambio significativo y un paso adelante. Y estos, mucho más concretos, forman parte de tu propósito personal. Cada una de las etapas está llena de sentido, te llena de la paz de sentir que estás exactamente donde deseas estar. Te acerca al centro de quien eres, a la alegría de vivir y a la satisfacción de saber que estás contribuyendo con lo más importante de ti mismo.

Así, si trabajas todo el día en una tienda y necesitas dedicarte a escribir, escribir no es estrictamente tu propósito personal, sino la etapa del camino que te lleva a la expresión de quien eres y, por tanto, a tu propósito personal. Buscas un trabajo a tiempo parcial y te dedicas a escribir. Sientes que estás haciendo aquello que necesitabas. Puede que sea duro, pero sientes que tiene todo el sentido del mundo. Sientes que estás donde tienes que estar. Al cabo de un tiempo, sean dos años o veinte, puede ser que vuelvas a sentir aquella insatisfacción, la sensación de que ya no tiene sentido. Puede ser que te preguntes si te habías equivocado. La respuesta es no. No te habías equivocado. Has crecido, has pasado esta etapa. Estás preparado para la siguiente que, una vez más, requerirá un paso adelante hacia lo desconocido, un paso más hacia el centro de ti mismo para redescubrir y aportar al mundo más de estos dones maravillosos que tienes enterrados dentro de ti. Tan solo ahora estás preparado para una nueva expresión, más plena, todavía más brillante que la anterior.

Tu propósito personal en todo momento es ser la máxima expresión de lo que realmente eres y te pedirá, una vez tras otra, un paso adelante. Siempre la expresión actualizada de tu máximo potencial, de los dones que llevas dentro.

Una vez sabido esto, no es necesario que pongas la vista más allá del plato que tienes sobre la mesa. Tu propósito personal en este momento es dar el siguiente paso.

Cuando la insatisfacción profunda y la sensación insistente de que tu vida o una parte significativa de ella, como el trabajo, ya no tiene sentido para ti, párate. Deja de ignorar la voz, la sensación, el malestar. Deja de pensar por defecto que así es como son las cosas y que todavía gracias que tienes lo que tienes. Ten el coraje suficiente para escuchar lo que te dice esta voz interna que te habla bajito, sutilmente.

Esta voz te avisará cada vez que sea hora de dar un nuevo paso. A veces, un paso pequeño y fácil. Otras, un paso inquietante, quizás incluso aterrador, porque te pide que abandones lo que conoces para seguir tu camino y, en muchas ocasiones, ni siquiera sabes cuál es la nueva dirección. En algunos casos, tu nuevo paso será una actualización de lo mismo que tienes entre manos para realinearlo con quien eres ahora. En otras ocasiones, te pondrá ante retos más importantes, cambios más radicales.

Este libro está escrito y diseñado para ayudarte a encontrar la dirección que estás buscando, a descubrir tus dones y talentos personales, aquello que tu camino personal te pide que expreses y hagas en este momento. Hallarás cuál es tu forma única y personal de expresar estos dones y talentos. Entenderás por qué hacerlo te traerá la máxima satisfacción personal a la vez que beneficia a todos los que te rodean.

Este no es el camino que escoge la mayoría. No siempre es un camino fácil, pero siempre es un camino auténtico y profundamente satisfactorio.

Tu mente, de acuerdo con el paradigma actual, exige conocer el camino y su destino con claridad, el mapa trazado y con coordenadas exactas, puntos de abastecimiento, punto de llegada y, sobre todo, el certificado de garantía de éxito.

El camino de tu propósito personal no es lineal. No tienes mapa antes de empezar. Solo conoces el paso siguiente. Y así es como funciona. Tan solo cuando llegues al punto siguiente, tendrás lo que necesitas para reconocer el siguiente tramo del camino. Y así vas avanzando y construyendo.

Es imperativo que entiendas que el único camino que te llevará donde tú de verdad deseas ir es el tuyo. Tu camino personal. No «como se supone que» o «como debería de». El tuyo.

Evidentemente, la mente se resiste. Recurre a las dudas, al miedo, a la racionalidad y al contraste con modelos conocidos y probados. Este es el gran reto. No solo debes decidir que quieres aportar lo mejor de ti mismo al mundo, además debes atreverte a decir que sí a ti mismo, a aquello que sabes desde el fondo del corazón, aunque tú mismo prefirieras ignorarlo.

Es el momento cumbre, el momento en que dices «SÍ». Este, realmente, es tu paso más importante.

A algunos escritores les da miedo la página en blanco. Se puede afrontar de dos formas: como un «nada», como un «no sé», o bien como un universo de posibilidades. La primera opción está llena de negación y vacío. La segunda opción está llena de potencial y posibilidades.

A veces un escritor se atasca intentando seguir un hilo concreto o bien se encuentra con páginas que ya están llenas, que ya están estructuradas. Teóricamente, tan solo tendrían que continuar en la misma línea según el plan establecido, pero, de repente, se sienten bloqueados porque seguir la misma línea ya no mueve nada vivo en su interior.

Lo mismo es aplicable a la vida y al trabajo. Puedes vivir desde la impotencia y la creencia de que no hay más que seguir con la línea marcada, de que una página en blanco es imposible o tan aterradora que no se puede ni contemplar.

Cuando tenemos clarísimo lo que nos espera cada día, lo que se supone que debemos hacer y de qué manera debemos hacerlo, matamos directamente toda posibilidad de espontaneidad, de cambio, de creatividad, de evolución y, con ellas, desaparece poco a poco la fuerza, la energía y la pasión que se despiertan y se mueven solo cuando estamos viviendo un proyecto auténtico para nosotros. Cuando negamos lo que de verdad es posible, matamos lo que da sentido a la vida.

Por defecto, las páginas de nuestra vida están completamente llenas. No cabe nada más. O eso pensamos. Porque es muy fácil y muy cómodo dar por hecho que hay otra posibilidad. Nos evita la gran incomodidad de ser responsables de nuestra vida.

Aunque sea duro escucharlo, es importante entender que cualquier vida (o trabajo) vivida (o hecho) desde la inercia, desde el seguir los patrones establecidos por defecto, es una falta de responsabilidad, una renuncia a tu propio poder y una gran pérdida para ti y para todos.

Nadie más puede hacer las cosas exactamente de la misma forma que las haces tú. Ninguna otra persona puede aportar tu luz particular a los que te rodean. Y tú únicamente puedes hacerlo cuando eres realmente tú, cuando lo haces a tu manera, cuando osas, conscientemente, poner una hoja en blanco delante de ti cada día. No es la continuación de ayer. Es nuevo y, por tanto, puedes hacer las cosas de una forma distinta o escoger de manera consciente volver a hacerlo igual que ayer porque te hace sentir vivo y tiene todo el sentido del mundo.

Siglos de condicionamiento social nos llevan a pensar que lo normal y perfectamente aceptable es «ir haciendo», aceptar que «las cosas son como son» y que cualquier otra posibilidad es irreal, una utopía. Por tanto, el primer paso es desafiar aquello que crees y que cree la gran mayoría a tu alrededor. Cuestiónate si de verdad es así. Plantéate cómo es que, si realmente es así, hay algunas personas que disfrutan profundamente de su vida y su trabajo; cómo es que para ellos es una aventura y cada día vale la pena; cómo es que les gusta tanto hacer lo que hacen; cómo es que tienen energía y convicción para afrontar incluso los momentos más difíciles con ganas y motivación.

La vida no es para «ir haciendo» ni para vivirla en escala de grises.

Tu vida y tu trabajo deberían ser tu gran aportación al mundo, deberían estar llenos de sentido y ser vibrantes, apasionantes. Cualquier otra cosa es una gran pérdida.

No es una utopía. Es posible. Puede que no sea fácil, pero trabajar por aquello que es importante para ti da sentido a cada día de tu vida y, en mi experiencia, no hay nada que se pueda comparar al hecho de saber, desde el fondo de tu corazón, que estás exactamente donde debes estar.

Tus dones y talentos personales

Eres único

Tienes en tu interior unos talentos muy especiales asociados a lo que eres en esencia; no solo un talento, sino una combinación única de ellos. Estás específicamente diseñado para hacer algo de forma genial y de forma absolutamente natural.

Y repito, porque es importante:

UNA COMBINACIÓN ÚNICA DE TALENTOS

QUE TE HACEN GENIAL Y ÚNICO EN ALGO

Y TE SALE DE FORMA NATURAL

Una parte de estos talentos ya los llevabas dentro de tu «caja de herramientas» particular. Siempre han sido tuyos, forman parte de quien eres.

Otra parte son fruto de tus vivencias personales. Tus circunstancias, tu historia y tu experiencia te han hecho experto de una forma particular en algún tema de especial importancia para ti. No ha sido ninguna casualidad.

Durante buena parte de la vida necesitas aprender, madurar e integrar tus circunstancias. Tu camino transcurre por un paisaje particular. No es ninguna pérdida de tiempo, es el camino necesario. Pero llega un momento en que te das cuenta de que hay algo más que quieres hacer, hay algo en tu interior que desea expresarse, aunque ni siquiera sabes muy bien qué es. Así, te sientes insatisfecho con lo que estás haciendo pero tampoco sabes hacia dónde dirigirte. Puede ser que te sientas perdido, insatisfecho o decepcionado con la sensación de falta de sentido, pero tampoco sabes en qué dirección alternativa avanzar.

Este es el primer estadio de tu llamada. Es el momento de dar un paso adelante. Lo que te pide tu vida es que encuentres lo que tienes dentro para ofrecer y lo traigas al mundo.

Identificar tus dones personales y darte cuenta del valor que tienen es un paso crucial en este camino. Te conectan con todo lo que es auténtico en ti mismo. Te permiten entender muchas situaciones de tu pasado, de tu vida cotidiana y de tus relaciones. Siempre han estado allí, pasando desapercibidos o bien escondidos. En muchas ocasiones, incluso reprimidos porque sentías que eran un riesgo. En otros casos, se expresaban distorsionados por el miedo y la falta de confianza.

Al identificarlos y devolverles el valor que tienen, te honras a ti mismo. Te dices que sí a ti mismo. Esto abre el camino a su expresión de una forma más limpia y más consciente porque tienen todo el valor del mundo en sí mismos, sin disfraces. Son parte de lo que es más auténtico en ti. Tú tienes todo el valor del mundo por ti mismo, sin disfraces.

Vivir abrazando y expresando tus dones te abre a una nueva dimensión: la dimensión de tu valor personal auténtico. Te hace sentir vivo, abundante, lleno de valor y sentido por el simple hecho de ser quien eres. Este nuevo sentimiento te permite atravesar antiguas barreras impuestas por el miedo y los condicionamientos limitantes. Con tus dones en la mano, tu crecimiento personal se acelera porque te apoyas en lo que es auténtico en ti mismo.