Rusticatio Mexicana - Rafael Landívar  S J - E-Book

Rusticatio Mexicana E-Book

Rafael Landívar S J

0,0

Beschreibung

"La Monumenta Landivariana se denomina un vasto proyecto de investigación, concebido por el ilustre humanista José Mata Gavidia. La obra está dividida en Serie Mayor: sobre estudios académicos y en Serie Menor: con obras de carácter divulgativo y didáctico, las dos series basadas en la Rusticatio Mexicana de Rafael Landívar, S. J. Monumenta Landivariana, Serie Mayor, inaugura su colección en el 2019 con el volumen I, el cual comprende la edición crítica y bilingüe de la Rusticatio Mexicana, con la fijación del texto, traducción al castellano, comentarios, anotaciones y estudios inéditos de José Mata Gavidia. La edición del texto latino estuvo al cuidado de Faustino Chamorro González. Esta obra ha sido posible gracias a la generosa colaboración de la familia Mata Estrada, que ha depositado su confianza en la universidad para divulgar este patrimonio de investigación."

Sie lesen das E-Book in den Legimi-Apps auf:

Android
iOS
von Legimi
zertifizierten E-Readern

Seitenzahl: 677

Das E-Book (TTS) können Sie hören im Abo „Legimi Premium” in Legimi-Apps auf:

Android
iOS
Bewertungen
0,0
0
0
0
0
0



861.7281

L257 Landívar y Caballero, Rafael, 1731-1793

Rusticatio Mexicana / Rafael Landívar, S. J. -- Fijación del texto, traducción

al castellano, comentarios, anotaciones y estudios por José Mata Gavidia; editor

del texto original Faustino Chamorro González. -- Guatemala, Universidad Rafael

Landívar, Editorial Cara Parens, 2019.

Edición bilingüe: latín - español

xviii, 521 páginas (Monumenta Landivariana, Serie Mayor, volumen I)

ISBN de la edición física: 978-9929-54-246-4

ISBN de la edición digital - PDF: 978-9929-54-247-1

ISBN de la edición digital - EPUB: 978-9929-54-309-6

1. Poesía guatemalteca - Florecimiento colonial, 1720-1821

2. Literatura guatemalteca

3. Poesía guatemalteca - Traducciones al español

i. Mata Gavidia, José, 1916-1988, traductor

ii. Chamorro González, Faustino, editor

iii. título

SCDD 21

RUSTICATIO MEXICANA

monumenta landivariana

Serie mayor, volumen i

Edición, 2019

Editor del texto original Faustino Chamorro González

Editorial Cara Parens de la Universidad Rafael Landívar

Se permite la reproducción total o parcial de esta obra, siempre que se cite la fuente.

D. R. ©

Editorial Cara Parens de la Universidad Rafael Landívar

Vista Hermosa III, Campus Central, zona 16, Edificio G, oficina 103

Apartado postal 39-C, Ciudad de Guatemala, Guatemala 01016

PBX: (502) 2426-2626, extensiones 3158 y 3124

Correo electrónico: [email protected]

Sitio electrónico: www.url.edu.gt

Diseño y diagramación Andrea Elisa Díaz Celada

Rafael landívar, s. J.

José mata gavidia

FAUSTINO CHAMORRO GONZÁLEZ

Fijación del texto, traducción al castellano, comentarios, anotaciones y estudios

EDITOR del texto ORIGINAL

MONUMENTA LANDIVARIANA

SERIE MAYOR, volumen i

861.7281

L257 Landívar y Caballero, Rafael, 1731-1793

Rusticatio Mexicana / Rafael Landívar, S. J. -- Fijación del texto, traducción

al castellano, comentarios, anotaciones y estudios por José Mata Gavidia; editor

del texto original Faustino Chamorro González. -- Guatemala, Universidad Rafael

Landívar, Editorial Cara Parens, 2019.

Edición bilingüe: latín - español

xviii, 521 páginas (Monumenta Landivariana, Serie Mayor, volumen I)

ISBN de la edición física: 978-9929-54-246-4

ISBN de la edición digital: 978-9929-54-247-1

1. Poesía guatemalteca - Florecimiento colonial, 1720-1821

2. Literatura guatemalteca

3. Poesía guatemalteca - Traducciones al español

i. Mata Gavidia, José, 1916-1988, traductor

ii. Chamorro González, Faustino, editor

iii. título

SCDD 21

RUSTICATIO MEXICANA

monumenta landivariana

Serie mayor, volumen i

Edición, 2019

Editor del texto original Faustino Chamorro González

Editorial Cara Parens de la Universidad Rafael Landívar

Se permite la reproducción total o parcial de esta obra, siempre que se cite la fuente.

D. R. ©

Editorial Cara Parens de la Universidad Rafael Landívar

Vista Hermosa III, Campus Central, zona 16, Edificio G, oficina 103

Apartado postal 39-C, Ciudad de Guatemala, Guatemala 01016

PBX: (502) 2426-2626, extensiones 3158 y 3124

Correo electrónico: [email protected]

Sitio electrónico: www.url.edu.gt

Diseño y diagramación Andrea Elisa Díaz Celada

Rafael landívar, s. J.

José mata gavidia

FAUSTINO CHAMORRO GONZÁLEZ

Fijación del texto, traducción al castellano, comentarios, anotaciones y estudios

EDITOR del texto ORIGINAL

MONUMENTA LANDIVARIANA

SERIE MAYOR, volumen i

RAPHAELIS LANDIVAR

RUSTICATIO MEXICANA

Secreti tacita capior dulcedine ruris:

Quod spectare iuvat, placuit deducere versu.

Vamière. Praed. Rustici lib. I.

Textus translatio hispana, commentaria, annotationes et studia

Joseph Mata Gavidia curauit.

GVATIMALAE

ANNO MCMLVII

RAFAEL LANDÍVAR

RUSTICATIO MEXICANA

Me extasía la silente dulzura de los campos lontanos: Y cuanto gozo viendo, voy complacido en verso convirtiendo.

Vanière. Libro I del Predio campestre.

Fijación del texto, traducción al castellano, comentarios, anotaciones y estudios por José Mata Gavidia.

Guatemala

AÑO 1957

INDEX

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS6

URBI GUATIMALAE90

Raphael Landivar (1782)

MONITUM92

LIBER PRIMUS

LACUS MEXICANI98

LIBER SECUNDUS

XORULUS126

LIBER TERTIUS

CATARACTAE GUATIMALENSES150

LIBER QUARTUS

COCCUM, ET PURPURA172

LIBER QUINTUS

INDICUM192

LIBER SEXTUS

FIBRI208

LIBER SEPTIMUS

FODINAE ARGENTI ATQUE AURI232

índice

A MANERA DE INTRODUCCIÓN xiii

PROEMIO1

Unidad visual5

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA7

A LA CIUDAD DE GUATEMALA91

JOSÉ MATA GAVIDIA (1942)

PRENOTANDOS93

LIBRO I

LAGOS MEXICANOS99

LIBRO II

EL JORULLO127

LIBRO III

LAS CATARATAS GUATEMALENSES151

LIBRO IV

LA COCHINILLA Y LA GRANA173

LIBRO V

EL AÑIL193

LIBRO VI

LOS CASTORES209

LIBRO VII

MINAS DE ORO Y DE PLATA233

LIBER OCTAVUS

ARGENTI, ATQUE AURI OPIFICIUM254

LIBER NONUS

SACCHARUM274

LIBER DECIMUS

ARMENTA302

LIBER UNDECIMUS

GREGES322

LIBER DUODECIMUS

FONTES352

LIBER TERTIUS DECIMUS

AVES380

LIBER QUARTUS DECIMUS

FERAE406

LIBER QUINTUSDECIMUS

LUDI436

APPENDIX

CRUX TEPICENSIS460

Imprimatur468

LIBRO VIII

LABOREO DEL ORO Y DE LA PLATA255

LIBRO IX

EL AZÚCAR275

LIBRO X

GANADERíA303

LIBRO XI

LOS REBAÑOS323

LIBRO XII

LOS MANANTIALES353

LIBRO XIII

LAS AVES381

LIBRO XIV

LAS FIERAS407

LIBRO XV

LOS JUEGOS437

APÉNDICE

LA CRUZ DE TEPIC461

Imprímase469

APPARATUM CRITICUM471

IDEARIO LANDIVARIANO DE LA RUSTICATIO485

Rafael Landívar (1731-1793)516

José Mata Gavidia (1916-1988)519

Hellen, recibe estas páginas son más tuyas que mías pues son cosas de tu incomparable tierra.

José

xiii

A MANERA DE INTRODUCCIÓN

MONUMENTA LANDIVARIANA

No es frecuente –pero sí muy revelador–que una universidad ostente el nombre de un poeta. Es el caso de la Universidad Rafael Landívar, marcada así por una impronta humanística que coloca la dignidad de la persona en el centro de su proyecto educativo. Este talante se cristaliza hoy con el primer volumen de una nueva empresa editorial de esta casa de estudios: la fijación filológica de la Rusticatio Mexicana, que incluye además estudios de especialistas guatemaltecos y extranjeros relativos al poeta jesuita guatemalteco, Rafael Landívar, en los diferentes contextos en que vivió y produjo su obra. Esta iniciativa se inserta en la preparación de la conmemoración del tricentenario del nacimiento de Landívar, que se celebrará en el 2031.

Monumenta Landivarianase denomina un vasto proyecto de investigación concebido por el ilustre humanista centroamericano José Mata Gavidia, a partir de los años cincuenta del siglo pasado, que comprendía la edición crítica y bilingüe de la Rusticatio Mexicana. Con la anuencia del rector, P. Marco T. Martínez, S. J., esta casa de estudios ha decidido publicar el trabajo de Mata Gavidia –incluyendo el inédito–, como un aporte académico al conocimiento y divulgación de la figura y obra de Rafael Landívar. Esto ha sido posible gracias a la generosa colaboración de la familia Mata Estrada, que ha depositado su confianza en la universidad para divulgar este patrimonio de investigación. Asimismo, la intención consiste en motivar a los lectores a un acercamiento crítico, profundo y actualizado en torno al discurso del poeta jesuita, que pueda conducir a la creación de nuevos conocimientos interpretativos a la luz del presente.

Monumenta Landivarianase desmiembra en Serie Mayor: la editorial y Serie Menor: la divulgativa, que se desarrollarán, por ahora, en dos fases: 2018 y 2019. La Monumenta Landivariana, Serie Mayor, en el 2019 publica el volumen I, que comprende la edición crítica y bilingüe de la Rusticatio Mexicanacon la fijación del texto, traducción al castellano, comentarios, anotaciones y estudios de Mata Gavidia; y el volumen II, que reúne los estudios introductorios al estudio de la Rusticatiodel mismo autor

xiv

monumenta landivariana

sobre el mismo tema.La Monumenta Landivariana, Serie Menor, en el 2018, presentó el fascículo 1 con carácter divulgativo y didáctico de algunos de los contenidos de los Cantos del poema, profusamente ilustrados: la naturaleza, los juegos, los castores. De esta manera, se persigue que lectores jóvenes puedan tener una primera aproximación a Landívar y a la Rusticatio. En la Monumenta Menorse incluirán los fascículos con los Cantos restantes.

La presente Monumenta Landivariana,Serie Mayor, es el fruto de la devoción del investigador centroamericano por Landívar: su escritura, sus ideas, su legado histórico y cultural. Pero también constituye un merecido homenaje a la memoria de José Mata Gavidia, pionero de los estudios académicos landivarianos en Guatemala y divulgador de su figura y obra dentro y fuera de nuestras fronteras.

Un especial reconocimiento merece el Dr. Faustino Chamorro (autor de una edición crítica bilingüe de la Rusticatio Mexicana, publicada con esmero y en segunda versión por esta casa de estudios, en el XL aniversario de su fundación, 1961-2001) por haber respondido generosamente a realizar la revisión completa de esta versión crítica y bilingüe.

JOSÉ MATA GAVIDIA: UN RENACENTISTA DEL SIGLO XX

Conocer a José Mata Gavidia constituía un acontecimiento sorprendente: encontrar sin previo aviso a un personaje que parecía provenir directamente del Renacimiento a la Guatemala del siglo XX. Maestro de muchas generaciones, además de investigador, era un humanista como los de antes: con una sólida cultura clásica a través del dominio de las mal llamadas lenguas muertas, griego y latín. Sin embargo, supo vincular el pasado con los aires de su tiempo y circunstancia. También fue filósofo, historiador, escritor, traductor y hasta cantante en su propio coro. De trato jovial, ya que no fue un intelectual encerrado en los libros, también disfrutaba de los banquetes no siempre filosóficos. Podía ser un antagonista que argumentaba fervorosamente sus convicciones, pero también el primero en defender con gallardía al antagonista cuando era pertinente.

xv

Lucrecia méndez de penedo

Se adelantó a la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad. Simplemente y con gran soltura, las practicó siempre. Nada le fue ajeno a su curiosidad intelectual. Su rigor académico se equilibraba simétricamente con su pasión por las Humanidades. Se adelantó a muchas metodologías contemporáneas: aunque era espléndido desde la cátedra magistral, sus cursos estaban siempre abiertos al debate y la investigación, ya que se proponía fomentar el espíritu crítico en los estudiantes.

José Mata Gavidia era salvadoreño de nacimiento –descendía del ideólogo del unionismo centroamericano, Francisco Gavidia–, pero guatemalteco por idiosincrasia y afectos. Durante la administración del doctor Juan José Arévalo, la Universidad de San Carlos de Guatemala recuperó su autonomía y fundó la Facultad de Humanidades en 1945. En esa casa de estudios se desempeñó como docente e investigador, pero también participó en sus años estudiantiles como dirigente y delegado estudiantil ante el Consejo Superior Universitario y posteriormente fue decano de la Facultad de Humanidades e inclusive rector en funciones durante el rectorado del doctor Carlos Martínez Durán.

Rafael Landívar fue central en su labor docente e investigativa. En 1948 ganó una beca sobre Pensamiento Centroamericano otorgada por la Facultad de Humanidades e inició entonces la indagación en la obra landivariana que después convertiría en un vasto proyecto llamado precisamente Monumenta Landivariana. En 1950 publica dos libros de obligada consulta: Introducción a la Rusticatio Mexicanay Rafael Landívar, poeta de Guatemala. De 1951 a 1958 dirigió tres tesis dedicadas a Landívar, que abarcaron no solo la Rusticatio, sino también la Funebris Declamatio Pro lustis.

En 1950 fueron traídos los restos de Landívar desde Santa Maria delle Muratelle en Bolonia, ciudad donde el poeta vivió prácticamente todo su exilio después de la expulsión de los jesuitas por Carlos III en 1767. La Universidad de San Carlos de Guatemala lo nombró Miembro del Comité Repatriador de los restos de Landívar, director de la edición facsimilar de la Rusticatio Mexicanay delegado representante del rector para la elaboración de los textos de las placas conmemorativas del monumento a Landívar en Antigua Guatemala. Asimismo, fue fundador y director de la Revista de Estudios Landivarianos, que contiene algunos textos críticos fundacionales sobre el poeta jesuita y su obra.

xvi

monumenta landivariana

Resulta evidente el sostenido interés y dedicación que Mata Gavidia brindó a la figura de Landívar. Al leer los textos de ambos se descubre una común pasión por lo propio; por el pasado, pero sobre todo el presente y el futuro. La edición crítica de la Rusticatio Mexicana de Mata Gavidia se encontraba inédita cuando lo sorprendió la muerte. La Universidad Rafael Landívar reconoce en su figura a un pionero de la investigación y divulgación del poeta jesuita y su obra. Gracias al magisterio directo o indirecto de este ilustre humanista muchas generaciones pudieron y podrán acceder la voz poética y profética de Landívar.

RUSTICATIO MEXICANA: ENTRE EL PARAÍSO PERDIDO Y LA TIERRA PROMETIDA

La diáspora jesuita del siglo XVIII constituye el inicio de una indigna tradición que se prolonga en Guatemala hasta finales del siglo XX: la literatura escrita fuera de las fronteras. Este grupo de ilustres intelectuales y artistas, en efecto, forman el primer exilio intelectual y asimismo, son los primeros en imaginar a América y empezar a construirla simbólicamente desde su perspectiva de criollos ilustrados. Valorizaron las culturas dejadas atrás y aun cuando el recuerdo afectivo magnifique la propia tierra –a través de una especie de saudade–, logran sobreponerse mediante el ejercicio de la razón –estamos en pleno Siglo de las Luces–, de una apropiación electiva del cientificismo optimista, pero todo templado a la luz de la fe religiosa que profesaban. Fueron creadores de fermentos de identidad.

La figura y obra de Rafael Landívar (Guatemala 1731-ltalia 1793), están profundamente enraizadas en su circunstancia histórica y cultural, y por supuesto, vivencial. Rusticatio Mexicana, poema escrito en latín, pero de temática americana, está considerado como una de las piezas más altas de la literatura neolatina del siglo XVIII. Constituye un universo de gran riqueza geográfica, antropológica y social susceptible de ser enfocado desde perspectivas múltiples e interrelacionadas por la mediación literaria. Una primera lectura en clave estética podría conducir a catalogarla solamente –como de hecho ha sucedido y también lo es–, como una enciclopedia poética, un canto elegíaco, un desahogo para la nostalgia, un ejercicio magistral de escritura dentro de los cánones neoclásicos del XVIII.

xvii

Lucrecia méndez de penedo

Sin embargo, una lectura en profundidad revela otras claves que enriquecen su comprensión. Landívar era simultáneamente un sujeto subalterno a la centralidad imperial representada en la sociedad colonial por los peninsulares, pero al mismo tiempo pertenecía al sector privilegiado dentro de la misma: era un criollo letrado. Como jesuita expulso, al provenir de la periferia, su discurso se enfrenta en plena Ilustración a una tendenciosa superioridad eurocéntrica –ignorante, pero ambiciosa–, que condenaba a las tierras y habitantes del Nuevo Mundo a los estereotipos: o buen salvaje o mal salvaje; pero en todo caso destinados fatalmente a la dependencia y explotación colonial ad infinitum. El poema puede interpretarse como una sutil defensa y exaltación de lo propio al resaltar la diferencia en sentido igual o superior, como etapa inicial en todo proceso de identidad. Landívar se vale de estrategias de escritura idóneas al utilizar magistralmente los instrumentos y registros literarios de las metrópolis y así dirigirse a un sujeto europeo en paridad de uso de códigos culturales. De esta forma, no solo destrozaba los estereotipos, sino que descubría tanto a los europeos como a los jóvenes criollos, una América desconocida.

En sus versos va surgiendo una radiografía del escenario de época que revela su desigual estructura sociopolítica vista a través de una perspectiva eminentemente criolla y letrada, pero que de alguna manera –y acaso sin proponérselo intencionalmente–, anuncia la visión de los criollos liberales del período preindependentista. Desde la perspectiva landivariana hay una exaltación de la potencialidad de la tierra americana y la capacidad de sus habitantes para el desarrollo en beneficio propio y no de la corona; un efervescente inicio de formulación y valoración de identidad criolla mediante una única voz que abarca y asume en su discurso a todos los estratos sociales; un proyecto de vida en común, a través de una utopía posible de signo cristiano elaborada con una narrativa zoomórfica: los castores / jóvenes criollos; una actitud estoica arraigada en el cristianismo. Desde una clave metafórica, las catástrofes imprevistas, sean individuales como el exilio de por vida, o colectivas, como los terremotos, devastadoras emocionalmente en un primer momento, se superan a través de la acción impulsada por la esperanza propia del hombre de fe.

Una obra tan densa en significados, entonces, puede ser abordada desde diversos enfoques interrelacionados y complementarios, porque contiene y constituye

xviii

monumenta landivariana

un archivo de disciplinas y saberes, que desde la visión de Landívar, se articulan simbólicamente a través del discurso literario. La Rusticatioconstituye un libro abierto a una lectura interpretativa actualizada, porque aparte de la visión utópica, luminosa y casi profética, ya preanuncia sutilmente los gérmenes de la conflictividad que signarán la historia de las futuras naciones-Estado. Y de una identidad que estará en proceso de formación intermitente. Sin embargo, no hay que perder de vista su peculiaridad: es un texto escrito desde su tiempo y circunstancia histórica.

Este extraordinario poema neolatino surge como desahogo nostálgico del exiliado por la tierra dejada atrás para siempre, e idealizada por el recuerdo que siempre es selectivo y emotivo. Pero ese paraíso es más que imaginación, o decorado bucólico neoclásico y sin relieve. La Rusticationo es una escenografía artificial a pesar de las ninfas, los dioses y toda la mitología grecolatina que aparece sorpresivamente entre la tórrida vegetación americana, casi como un adelanto del realismo mágico. Esta armonía se fractura cuando irrumpen atronadoras cataratas, cuevas magníficas, retumbos de volcanes destructores, pero también porque es una tierra germinal, casi incontaminada por la mano del hombre. Así, América se perfila en las páginas de la Rusticatio Mexicana como merecedora por derecho propio a forjar su propio destino, en los términos en que Landívar por origen, formación y sensibilidad podía imaginarlo.

A la precisión contenida del lienzo pastoril virgiliano, que maneja virtuosamente, opone la telúrica naturaleza americana, casi como prefiguración del criollismo del siglo XX. Se trata nada menos que de la emergencia de un continente que rebasa cánones ajenos y prejuicios nutridos por la ignorancia y la ambición. América es algo nuevo, portentoso. Inconmensurable.

Allá quedó su paraíso perdido, pero también allá espera a perfilarse la tierra prometida. La posibilidad como reto abierto. Entonces y ahora.

Lucrecia Méndez de Penedo

Vicerrectora Académica

Guatemala, febrero de 2019

1

PROEMIO

La Rusticatio Mexicana, obra extraordinaria de las letras clásico-americanas, ha vivido desde la edición mutinense de 1781 en el infortunio tipográfico, en parte por ediciones plagadas de vicios y descuidos de elemental tipografía, y en parte –lo cual es peor aún–mutilada en sus notas o con supresiones de hasta más de 20 páginas de su texto latino. Hay, pues, en el clásico mundo de las letras landivarianas la urgencia de una edición tipográficamente cuidada, y completa en su texto poético no menos que en el de sus notas y argumentos, sin escrúpulo suprimidos en más de una edición. La primera edición, la de Módena (1781), según confiesa el propio autor en la prolija fe de erratas, se hizo estando ausente él mismo, y a más de las consignadas en ella, abundan otras erratas en número mayor aún, todas ellas tipográficas. En la edición de Bolonia, más cuidadosamente corregida, las hay hasta en la misma fe de erratas. Solamente en las veinte páginas del argumento de todo el poema hay setenta y cuatro equivocaciones de correspondencia entre los versos y sus respectivos números. Entre ambas ediciones –la de Módena y la de Bolonia–a más de la diferencia de 1800 versos, hay tantas supresiones y adiciones de versos completos o incompletos, y otras variantes de vocablos –más de 523–que este solo hecho ya justificaba acometer la fijación de un texto depurado a partir de ambas ediciones (1781 y 1782), y no tan solo sin mutilaciones injustificables, sino con minuciosa anotación de tantas modalidades que al correr de casi dos siglos, han abierto un abismo infranqueable entre el lector y el texto, sin la ayuda de ese puente seguro que es el comentario y sin la iluminación del apparatum criticumpara los especialistas. Se toma como básica la edición de Bolonia, aun siendo posterior a la de Módena, ya que la aventaja en cinco cantos, un apéndice de ciento doce versos, la Salutación a Guatemala y más de veinte páginas de argumento analítico, sin contar –como queda dicho–adiciones de versos, variantes y otros cambios.

La edición mutinense tiene muchos versos que se suprimieron, o sufrieron variantes en la edición bononiense, debido en parte, posiblemente, al consejo de amigos, y también en otros casos, para atenuar escapes emotivos, e incluso para cincelar más aún los ya perfectos y sonoros hexámetros. Otras veces, enmienda Landívar simpáticas

2

PROEMIO

equivocaciones que revelan su afecto por la campiña tropical, como cuando alude entre las frutas del lago de Chalco, o de las faldas del volcán de Agua, al plátano, que no se da en esos lugares de clima templado. Corrige afanoso el propio Landívar dichos errores en su segunda edición, pero el solo hecho de haber aparecido en la primera tiene especial interés para conocer los trasfondos afectivos, que dichas equivocaciones revelan.

Urge igualmente una edición que anote tantos vocablos latinos a los cuales Landívar les infundió nuevos matices de significación americana; por ejemplo, cuando habla de las frutas de los huertos de Chalco sus cerezas no son las europeas, sino con dicho vocablo significa los vulgarmente llamados capulines, de forma parecida a la cereza, pero de sabor totalmente diverso. Lo mismo ocurre cuando alude el poeta a púlvere nítrico(polvo nítrico), que para nosotros no tiene sentido claro, sin la advertencia de que se refiere a la conocidísima pólvora. Igual es el caso para la traducción de argentum uiuum(plata viva), si no se anota que es el azogue o mercurio de mineros. A graves equivocaciones llevaría la falta de anotación a palabras tan conocidas como cucurbita(calabaza), si no se sabe que alude el autor a los típicos tecomates del campesino americano. Como estos, muchos otros vocablos requieren una minuciosa anotación histórica, geográfica, etc., para que los futuros lectores y aun traductores de Landívar, sobre todo los de ultramar, no cometan los errores –por otra parte explicables por la ausencia de un buen texto y sus notas–, de poner mares donde solo hay planicies en mesetas montañosas.

Añádase a lo dicho el hecho de que en las numerosas fuentes documentales que cita Landívar, alude a escritores famosos en el siglo XVIII, pero que han caído ya casi totalmente en olvido, como Gemelli, Bomare, Regnauld, citas que son valiosa fuente de información sobre muchos temas de la Rusticatio, que encuentran en ellas hasta sugestiones para episodios, como el descubrimiento de la púrpura, según se anota en el Libro IV. Es, pues, imprescindible revalorar estas fuentes para la mejor comprensión de la propia obra, lo cual vuelve a evidenciar la necesidad de una edición depurada de errores tipográficos, crítica y con anotación minuciosa, a fin de poder leer la Rusticatiocomo quien lee en una edición de las buenas que hay de Dante, Cervantes o Shakespeare.

3

José Mata Gavidia

El plan de esta obra será el siguiente: un estudio landivariano tanto sobre las modalidades humanas del poeta como sobre la estructura de la Rusticatio, seguido de la edición crítica, de la traducción en el orden conservado en la Rusticatio, sin suprimir ni siquiera la primitiva fe de erratas, ni los índices. Cada canto va precedido de un comentario y naturalmente incluye todas las notas del propio Landívar –suprimidas en varias traducciones–; se añaden en la versión al castellano otras notas, en tipo de imprenta distinto para aclarar el sentido de asuntos fácilmente comprensibles hace más de siglo y medio, pero oscuros al presente por haber desaparecido totalmente del panorama de hoy dichos usos, industrias, juegos, etc.

Usamos en esta edición la grafía que hoy es de rigor en todas las ediciones críticas, y no la forma tipográfica introducida por los grandes impresores del Renacimiento. He conservado solamente en la sección Argumenta totius carminisla puntuación de los numerales, pero se han corregido en ella los frecuentísimos errores de correspondencia entre los números indicados y los argumentos.

Los vocablos españoles que cita en algunas partes del texto, sobre todo en el Libro XIII, se han adaptado a la ortografía actual, aunque conservando la ortografía original de las citas que hace el propio Landívar, y completando, entre corchetes, las abreviaturas y los nombres incompletos de las obras citadas en la Rusticatio. Siempre que dentro del texto aparece algo que no figura en las ediciones de Módena y de Bolonia se coloca entre corchetes.

En la anotación se han utilizado como fuentes principales aquellas usadas por el propio Landívar y sus compañeros. Así para comentarios como el de la Ciudad de Bolonia, preferimos las descripciones de López Priego en su famosa Carta, por expresarnos el punto de vista de los desterrados, antes que otro alguno, que pudiera ser más elegante, etc. Para la anotación del Libro VI, del Castor, preferimos a los modernos tratados sobre dicha materia el diccionario de Bomare que tanto cita el propio poeta, y lo mismo en casos similares, con otros autores que prefiere Landívar. Cuando no ha sido posible encontrar una fuente citada por él utilizamos aquellas más próximas al siglo XVIII, ora pocos años antes, ora algunos después.

4

PROEMIO

La presente edición forma parte de un conjunto de volúmenes que se llamará Monumenta Landivariana, Serie Mayor, los cuales incluyen tanto esta edición crítica como las Opera Minora Landivariana, una biografía de Landívar y la colección de documentos landivarianos, estudios sobre las obras del autor de la Rusticatioy numerosos tópicos landivarenses.

Para realizar la presente edición, la Universidad de San Carlos de Guatemala otorgó al autor una beca de diez meses para que completara la labor iniciada desde 1950, y sufraga la impresión de la misma en su propia Editorial Universitaria. Quede pues, constancia de su mecenazgo y de cómo continúa su tradición cultural de divulgar la obra landivariana. Quede también constancia de gratitud a mis alumnos del Seminario de Estudios Landivarianos, y en especial al señor Francisco Figueroa por sus valiosas observaciones y colaboración en esta edición; al personal y dirección de las bibliotecas Palafoxiana de Puebla, y Lafragua de la Universidad de Puebla, Pública y Universitaria de Morelia; a la Hemeroteca Nacional de México, y Biblioteca Nacional de Guatemala de quienes recibí la más generosa colaboración, lo mismo que a los señores Melesio Aguilar Ferreira, profesor Raúl Arreola Cortés, de Morelia; al profesor Antonio Salas de León de Pátzcuaro. Al doctor Heinrich Berlin, viejo amigo y gran investigador, otrora catedrático extraordinario en nuestra Facultad de Humanidades, mi especial gratitud por su valiosa orientación sobre los lugares landivarianos de México, sus datos, observaciones y buen consejo. A mis buenos amigos poblanos especial gratitud por sus atenciones y en especial al joven investigador de Tehuacán Salvador Cruz, también por sus valiosas notas landivarianas comunicadas en sus investigaciones realizadas en la Palafoxiana. Finalmente agradezco a mis colegas académicos sus voces de estímulo para este trabajo. Presento asimismo mis muestras de especial gratitud al historiador, licenciado J. Joaquín Pardo, director del Archivo Nacional de Guatemala y al licenciado Héctor Samayoa Guevara por sus interesantes comunicaciones. Agradezco igualmente a quienes, con sus comentarios y críticas a mis trabajos landivarianos anteriores, han hecho posible corregir y aclarar aspectos que, sin sus valiosas observaciones, hubieran pasado inadvertidos por el autor.

5

unidad visual

Monumenta landivariana

2

7

3

4

9

5

10

8

1

6

a

b

a

En las páginas pares se ubica el texto en latín.

1

Identificación del libro en latín.

2

Título del libro en latín.

3

Siglas y signos usados en el Apparatum Criticum(M, B, sB, etc.), ver lista completa en la página 471 de la presente edición.

4

Notas al pie tomadas de la edición Bononienseen latín.

5

Número del verso en latín de acuerdo a la edición Bononiense.

La fijación del texto, traducción al castellano, anotaciones y comentarios de José Mata Gavidia a la Rusticatio Mexicanade Rafael Landívar, S. J., tiene los siguientes elementos para facilitar su lectura. La unidad visual que aparece en la parte inferior fue diseñada en forma de espejo.

b

En las páginas impares se ubica el texto en castellano.

6

Identificación del libro en castellano.

7

Título del libro en castellano.

8

Subtítulos sugeridos por José Mata Gavidia.

9

Notas al pie traducidas al castellano.

10

Número del verso en castellano.

6

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

Edición Bononiense

In Libro Primo (B)

Lacuum Mexicanorum

Marginales del LIBRO I (M)

LACUS MEXICANI

Página viii

1

Exordium, a vers. 1. ad 6.

Idem, sine titulo scripto (abreviaremos= sts.) (7-16)

2

totius carminis argumentum, a v. 7. ad 17.

Argumentum totius carminis. (id) [p. 5]

3

scribendi causa, a v. 18. ad 27.

Idem, sts. (17-26)

4

Invocatio, a v. 28. ad 31.

Idem, sts. (27-30)

5

Mexici brevis descriptio, a 32. ad 36.

Idem, sts. (31-35)

6

ejus lacus, e quibus duo praecipui, a 37. ad 48.

Lacus plures. (36-42)

Duo praecipui. (43-47) [p. 6]

7

eorum nomina, a 49. ad 52.

Idem. (48-51) [p. 7]

8

Lacus Chalcensis primatum tenet, a 53. ad 60.

Idem, sts. (52-59) [p. 7]

7

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Según la Edición Bononiense

Argumento del Libro I

sobre «Los Lagos Mexicanos»

Página viii

1

Exordio (1-6)

2

Argumento de todo el poema (7-17)

3

Motivación del escrito (B18-27, M17-26)

4

Invocación (B28-31, M27-30)

5

Sucinta descripción de México (B32-36, M31-35)

6

Sus lagos, los dos principales (B37-48, M36-47)

7

Sus nombres (B49-52, M48-51)

8

Chalco posee la primacía de los lagos (B53-60, M52-59)

Nota: Se traduce solamente lo referente a la edición de Bolonia (edición bononiense), y las variantes de la edición de Módena (edición mutinense), se traducen en las notas, al final de cada argumento en los respectivos cantos.

8

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

9

plures coligit aquas, ac tempestatibus, caret, a 61. ad 69.

Lacus Chalcensis. (60-68) [p. 7]

10

Fons Crystallinus e medio aquarum erumpit, a 70. ad 87.

Fons in Lacu. (69-86) [p. 7]

11

hinc de origine fontium, a 88. ad 101.

Fontium origo. (87-100) [p. 8]

12

fontisChalcensis origo, a 102. ad 114.

Mexicani montes bini perpetua nive obductiva. (101-113) [p. 9]

13

in medio fontis Crux lapidea solo fixa, a 115. ad 129.

Crux in medio fontis. (114-128) [p. 9]

14

transitio ad hortorum desciptionem cum invocatione, a 130. ad 139.

Horti natantes in lacu. (129-138) [p. 9]

15

Hortos conficiendi causa, ac civium dolor, a 140. ad 156.

Hortos construendi causa. (139-155) [p. 10]

16

horti natantes construuntur, ac Tyranno Axcapusalci fit satis, a 157. ad 198.

Hortorum constructio. (156-197) [p. 10]

17

horti saepe aliò transferuntur, a 199. ad 204.

Horti alio transferuntur. (198-203) [p. 12]

18

Riparum cultus, a 205. ad 209.

Idem. (204-208) [p. 13]

19

ubi aves multae; quas inter eminent Passer, etCentzontlus, a 210. ad 231.

Idem, sts. (209-230)

9

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

9

Recibe numerosos afluentes y no lo azotan tempestades (B61-69, M60-68)

10

Brota manantial cristalino en mitad del lago (B70-87, M69-86)

11

Cuál sea el origen de las fuentes (B88-101, M87-100)

12

Origen del manantial de Chalco (B102-114, M101-113)

13

Al centro del manantial hay una cruz de piedra fija en el suelo (B115-129, M114-128)

14

Transición al tema sobre los huertos, con su invocación (B130-139, M129-138)

15

Razón de fabricar huertos, pesar de los habitantes (B140-156, M139-155)

16

Se fabrican huertos flotantes y se satisface al tirano de Ascapoizalco/Atzcapotzalco (B157-198, M156-197)

17

A menudo los huertos mudan de lugar (B199-204, M198-203)

18

Cultivos ribereños (B205-209, M204-208)

19

Allí multitud de aves entre las cuales sobresalen el Gorrión y el Centzontle (B210-231, M209-230)

10

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

Página ix

20

Civium in hortis conventu, a 232. ad 250.

Idem. (231-249) [p. 14]

21

piscatus, a 251. ad 270.

Idem. (250-269) [p. 15]

22

fictio Poetas inducens ad ripam canentes, a v. 271. ad 297.

Poetae. (270-296) [p. 15]

23

Lacus Texcucani, et canalis, quo alitur descriptio, a 298. ad 305.

Lacus Texcucanus. (297-304) [p. 17]

24

ejus salsugo, a 306. ad 318.

Idem, sts. (305-320)

25

ejus tempestates pomeridianae,a 319. ad 332.

Tempestatibus pomeridianis obnoxius. (321-334) [p. 18]

26

lacus numquam redundat, quamvis multos colligat rivos, a 333. ad 342.

Nusquam redundat. (335-344) [p. 18]

27

Anatum in lacu aucupium, a 343. ad finem.

Anatum aucupium. (345-376) [p. 19]

11

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Página ix

20

Concurrencia citadina a los huertos (B232-250, M231-249)

21

Pesca (B251-270, M250-269)

22

Escena imaginaria que presenta a los poetas cantando en la ribera (B271-297, M270-296)

23

Descripción del lago de Texcoco y del canal que lo surte (B298-305, M297-304)

24

Ondas saladas (B306-318, M305-320)

25

Tempestades vespertinas (B319-332, M321-334)

26

El lago nunca se desborda, aun cuando recibe numerosos afluentes (B333-342, M335-344)

27

Cacería de patos en el lago (B343-374, M345-376)

Variantes en los marginales del Libro I de la edición mutinense (M), con relación a los argumentos de la edición bononiense (B): N.° 6 Numerosos lagos, N.° 6A Dos principales, N.° 9 Lago de Chalco, N.° 10 Manantial en el lago, N.° 11 Origen de las fuentes, N.° 12 Dos volcanes mexicanos cubiertos de nieves perpetuas, N.° 13 Cruz en medio del manantial, N.°14 Huertos flotantes en el lago, N.°16 Fabricación de los huertos, N.°17 Los huertos son trasladados de lugar, N.°22 Los poetas, N.°23 El lago de Texcoco, N.°25 Sujeto a tempestades vespertinas, N.°26 Nunca rebalsa y N.°27 Cacería de patos.

12

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO SECUNDO (b)

Xoruli

libro ii (m)

xorullus

Página. ix

28

Propositio, a v. 1. ad 7.

Idem, sts. (1-7)

29

haec describendi causa, a 8. ad 11.

Idem, sts. (8-11)

30

invocatio, a 12. ad 18.

Idem, sts. (12-18)

31

Vallis Xoruliae status ante ruinam; sacchari opificio, armentisque instructae, a 19. ad 35.

Vallis Xorulliae ante ruinam status. (19-26)

31aMella. (27-28)

31bArmenta. (29-35) [p. 22]

32

etiam avibus chortalibus, et columbis, a 36. ad 58.

Aues chortales. (36-50)

32aColumbae. (51-58) [p. 22]

33

Domus, et templum, a 59. ad 64.

Domus. (59-61)

33aTemplum. (62-64) [p. 23]

34

Cladis vaticinium, a 65. ad 79.

Cladis praesagium. (65-79) [p. 23]

35

Agricolarum timor, a v. 80. ad 97.

Idem. (80-97) [p. 24]

36

heri ad agricolas increpatio, a 98. ad 113.

Idem. (98-113) [p. 24]

37

Murmur subterraneum, a 114. ad 127.

Idem. (114-127) [p. 25]

13

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro II

sobre «El Jorullo»

Página. ix

28

Asunto (1-7)

29

Motivación de este tema (8-11)

30

Invocación (12-18)

31

Estado del valle del Jorullo antes de la ruina en cuanto a su laboreo del azúcar y de la riqueza ganadera (B19-35)

32

También por sus aves de corral y palomas (36-58)

33

Casa y templo (59-64)

34

Vaticinio del desastre (65-79)

35

Espanto de los campesinos (80-97)

36

Reprensión del administrador a los campesinos (98-113)

37

Retumbo subterráneo (114-127)

14

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

38

terrae motus, a 128. ad 141.

Idem. (128-141) [p. 25]

39

Agricolarum fuga, a 142. ad 166.

Idem. (142-166) [p. 26]

40

Campus flammas evomit, a 167. ad 179.

Idem. (167-179) [p. 27]

41-42

longius agricolae discedunt, et mons e saxis efficitur, a 180. ad 194.

Longius agricolae recedunt. (180-194) [p. 27]

43

hiatus alii in campo aperiuntur; quibus postea ob/structis, unus tantum restat, a 195. ad 206.

Aliis hiatibus terra dehiscit. (195-206) [p. 28]

Página x

44

Magna in praedio strages, a 207. ad 219.

In bonis strages. (207-219) [p. 28]

45

ferarum timor, a 220. ad 234.

Ferarum terror. (220-235) [p. 29]

46

Tempestates horridae, a 235. ad 266.

Idem. (236-267) [p. 29]

47

Amnis gelidus abit in calidum, a 267. ad 287.

Idem. (268-288) [p. 30]

48

Post cladem coelum primum calidum, temperatum evadit; terra que uberior, a 288. ad 299.

Fructus ex eruptione percepti. (289-300) [p. 31]

15

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

38

Terremoto (128-141)

39

Fuga de los campesinos (142-166)

40

Brotan llamas en la campiña (167-179)

41-42

Aléjanse los campesinos a gran distancia, y se estructura un volcán rocoso (180-194)

43

Se abren algunas grietas, y luego se rellenan, quedando una sola de ellas (195-206)

Página x

44

Enorme destrucción en la hacienda (207-219)

45

Pánico de las fieras (B220-234, M220-235)

46

Espantosas tempestades (B235-266, M236-267)

47

Un río de frescas aguas las transforma en cálidas (B267-287, M268-288)

48

Después de la catástrofe el clima caluroso se torna templado y la tierra se hace más fecunda (B288-299, M289-300)

16

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

49

Terrae motus Bononienses, eorumque causa, a 300. ad 342.

Terrae motus Bononienses. (301-343) [p. 32]

50

sed B.V. praesidio fidendum, a 343. usque ad finem.

Bononiae nihil timendum. (344-356) [p. 33]

17

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

49

Temblores en Bolonia, sus causas (B300-342, M301-343)

50

Pero hay que confiar en la protección de la Bienaventurada Virgen María (B343-355, M344-356)

Variantes en los marginales del Libro II de la edición mutinense (M), con relación a los argumentos de la edición bononiense (B): N°. 31aMieles (de azúcar), N°. 31bGanados, N°. 32 Aves de corral, N°. 32aPalomas, N°. 33 Casa (de la hacienda), N°. 33aTemplo (de la hacienda), N°. 34 Presagio del desastre, N°. 42 Se retiran a gran distancia los campesinos, N°. 43 La tierra abre varias grietas, N°. 44 Desastre en los bienes, N°. 45 Terror de las fieras, N°. 48 Frutos provenientes de la erupción, N°. 49 Temblores en Bolonia y N°. 50 Nada debe atemorizar a Bolonia.

18

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO TERTIO (B)

Cataractarum Guatemalensium

LIBRO III (M)

CATARACTA GUATIMALENSES

Página x

51-52

Propositio, et inuocatio, a v. 1. ad. 10

Idem, sts. (1-10)

53

Guatimalae veteris descriptio, alluvione destructae, ab 11. ad 28.

Vetus Guatimala. (11-24) [p. 35]

53aEjus ruina. (25-28) [p. 36]

54

novae Guatimalae descriptio, ejusque ruina, a 29. ad 60.

Guatimala nova. (29-46) [p. 36]

54aEjus ruina. (47-60) [p. 37]

55

Montis altissimi descriptio, a 61. ad 76.

Mons altissimus. (61-76) [p. 37]

56-61

ejus aquae, nemora, flores, fructus, fossae, a 77. ad 107.

Montis aquae. (77-80) [p. 38]

57 Nemora. (81-84) [p. 38]

58 Sata. (85-88) [p. 38]

59 Viridaria. (89-94) [p. 38]

60 Poma. (95-101) [p. 38]

61 Valles. (102-107) [p. 38]

62-63

ejus nubes pomeridianae, a 108. ad 130.

Nubes uespertina. (108-124) [p. 39]

63 Nubium motus contrarius. (125-136) [p. 39]

64

Pagi vilis notitia, a 131. ad 135.

Pagus uillíssimus. (137-141) [p. 40]

65-66

Magnae fossae, et porticus saxeae descriptio, a 136. ad 169.

Vallis profunda. (142-148) [p. 40]

66 Porticus saxea. (149-175) [p. 40]

19

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro III

de «Las Cataratas Guatemalenses»

Página x

51-52

Asunto e invocación (1-10)

53

Descripción de la primitiva Guatemala, destruida por una inundación (11-28)

54

Descripción de la reciente Guatemala y de su ruina (29-60)

55

Descripción de una altísima montaña (61-76)

56-61

Sus manantiales, bosquecillos, flores, frutos y precipicios (77-107)

62-63

Sus nubes vespertinas (B108-130, M108-136)

64

Referencia a una aldea insignificante (B131-135, M137-141)

65-66

Descripción de un enorme precipicio y de un pórtico de roca (B136-169, M142-175)

20

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

67-68

Collis adversi descriptio; ubi de Pica, a 170. ad 190.

Collis lustro aduersus. (176-181) [p. 41]

68 Idem de Pica, sts. (182-196)

69

Cataractae descriptio, a 191. ad 207.

Cataracta minor. (197-213) [p. 42]

70

Fluminis cursus, a 208. ad 224.

Canalis saxeus. (214-230) [p. 42]

71

Altera ejusdem fluminis cataracta, et quidem major; et lacus inferior ab eo formatus, a 225. ad 257.

Cataracta maior. (231-263) [p. 43]

Página xi

72-73

Iris; et fluminis alveus profundissimus, a 258. ad 276.

Iris in amne pinguitur. (264-272) [p. 44]

73 Canalis profundissimus. (273-282) [p. 45]

74

Civium in porticu conventus, a 277. ad 286.

Ciuium rusticatio hyemalis. (283-292) [p. 45]

75

Hoc portentum superat septem mundi miracula, a 287. ad finen.

Idem, sts. (293-300)

21

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

67-68

Descripción de un montículo hacia el frente, donde se habla de la Guacamaya (B170-190, M176-196)

69

Descripción de la catarata (B191-207, M197-213)

70

Trayecto del río (B208-224, M214-230)

71

Segunda catarata y ciertamente la mayor del mismo río y poza que en la hondonada forma la corriente (B225-257, M231-263)

Página xi

72-73

El arco iris, y el hondísimo cauce del río (B258-276, M264-282)

74

Reunión de capitalinos bajo el pórtico (B277-286, M283-292)

75

Este portento sobrepasa a las siete maravillas del mundo (B287-294, M293-300)

Variantes en los marginales del Libro III de la edición mutinense (M), con relación a los argumentos de la edición bononiense (B): N°. 53 La primitiva Guatemala, N°. 53asu ruina, N°. 54 La reciente Guatemala, N°. 54aSu ruina, N°. 55 Altísima montaña, N°. 56 Manantiales de la montaña, N°. 57 Bosquecillos, N°. 58 Sembradíos, N°. 59 Pensiles, N°. 60 Frutales, N°. 61 Cañadas, N°. 62 Nubes vespertinas, N°. 63 Encuentro de nubes, N°. 64 El más insignificante caserío, N°. 65 Profundo precipicio, N°. 66 Pórtico de roca, N°. 67 Altozano enfrente de la gruta, N°. 69 Catarata menor, N°. 70 Pétreo cauce, N°. 71 Catarata mayor, N°. 72 El arco iris colorea la cascada, N°. 73 Cauce profundísimo y N°. 74 Paseo invernal de los capitalinos.

Nota: Se ha corregido en la edición de Bolonia el error de una unidad a partir del verso 134 que tiene el numeral equivocado 135, por lo cual de cinco en cinco versos debe correrse uno más del que indica el respectivo numeral a partir del verso 135.

22

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO QUARTO (b)

Cocci, et Purpurae

libro iv (m)

coccum, (et) purpura

Página xi

76-77

Propositione facta, et invocatione, a v. 1. ad 11.

Idem, sts. (1-11)

78

Urbs Oaxaca, ejusque agri describuntur, a 12. ad 27.

Urbs Oaxaca. (12-27) [p. 46]

79

Nopalis descriptio, a 28. ad 45.

Nopalis arbor. (28-45) [p. 47]

80

ejus serendae ratio, a 46. ad 52.

Ejus cultura. (46-52) [p. 48]

81

Porcellionis coccineus forma.

Porcellio coccineus. (53-61) [p. 48]

82

et mores, a 53. ad 74.

Maris ac feminae notae. (62-68) [p. 48]

82aFigura. (69-74) [p. 49]

83

hic Nopales habitat; ibique genus auget, a 75. ad 93.

Educatio. (75-93) [p. 49]

84

Ejus hostes, a 94. ad 112.

Vermis hostes. (94-112) [p. 49]

85

Agri mundities necessaria, et quae ad eam assequendam ratio tenenda, a 113. ad 123.

Agri mundities necessaria. (113-123) [p. 50]

86

Porcellio a pluvia, ventis, et frigore defendendus et quomodo; a 124. ad 143.

Tempora adversa vitanda. (124-143) [p. 50]

23

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro IV

sobre «La Cochinilla y La Púrpura»

Página xi

76-77

Presentado el asunto y hecha la invocación (1-11)

78

Se describe la ciudad de Oaxaca y su campiña (12-27)

79

Descripción del nopal (28-45)

80

Su siembra (46-52)

81-82

Forma de la cochinilla encarnada, sus costumbres (53-74)

83

Habita en los nopales y allí se reproduce (75-93)

84

Sus enemigos (94-112)

85

Limpieza necesaria del campo y cómo se ha de conseguir (113-123)

86

Manera en que ha de protegerse a la cochinilla de la lluvia, de los vientos, y del frío (124-143)

24

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

87-88

Post duos menses staturam generi propriam attingit; hinc aliqui in futururm annum servantur, a 144. ad 163.

Porcellio binis mensibus crescit. (144-155) [p. 51]

In futurum seruatur. (156-163) [p. 52]

89-90

reliqui traduntur morti; abeuntque in Coccum, a 164. ad 187.

Caeteri traduntur morti. (164-181) [p. 52]

Coccum sub emortui pelle. (182-187) [p. 52]

91

Hic labor Indorum proprius, a 188. ad 205.

Labor hic Indis proprius. (188-205) [p. 53]

92

Transitio ad agendum de Purpura, a 206. ad 210.

Purpura Nicaraguensis. (206-210) [p. 53]

93

Nicoyaeoppidi descriptio, a 211. ad 220.

Idem, sts. (211-220)

94

In ripis maris Nicoyensispurpura colligitur, a 221. ad 231.

Conchyle rupibus haerens. (221-231) [p. 54]

25

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

87-88

A los dos meses alcanza su tamaño normal, y de los adultos se reservan algunos para el año venidero (144-163)

89-90

A los restantes se les da muerte y se les convierte en grana (164-187)

91

Este laboreo es especialidad de los indígenas (188-205)

92

Transición para tratar de la Púrpura (206-210)

93

Descripción del poblado de Nicoya (211-220)

94

En las costas del Mar de Nicoya se recoge la púrpura (221-231)

26

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

Página xii

95

Luna crescente succus e Murice extrahitur, a 232. ad 246.

Crescente Luna impletur succo. (232-240) [p. 54]

96

Rupto Murice, purpura extrahitur, filuque tingitur, a 247. ad 260.

Lapillis frangitur, filumque succo tingitur. (241-265) [p. 55]

97

Purpurae inventio, a 261. ad finem.

(desideratur in Ed. M.)

27

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Página xii

95

Hacia el cuarto creciente de la luna se extrae el líquido del Múrice (B232-246, M232-240)

96

Una vez roto el caracol, se extrae la púrpura y se tiñe el hilo (B247-260, M241-265)

97

Descubrimiento de la púrpura (B261-275)

Variantes en los marginales del Libro IV de la edición mutinense (M), con relación a los argumentos de la edición bononiense (B): N°. 79 El árbol del nopal, N°. 80 Su cultivo, N°. 81 La cochinilla encarnada, N°. 82 Distintivos del macho y de la hembra, N°. 82aForma, N°. 83 Crianza, N°. 84 Enemigos del gusano, N°. 85 Limpieza necesaria del campo, N°. 86 Hay que evitar los cambios del tiempo, N°. 87 La cochinilla crece en dos meses, N°. 88 Reservas para el futuro, N°. 89 Las demás se matan, N°. 90 Bajo la piel de la cochinilla muerta esta la grana, N°. 92 Púrpura nicaragüense, N°. 94 Caracol adherido a las rocas, N°. 95 Al cuarto creciente de la luna se llena de jugo y N°. 96 Se rompe con guijarros y con el jugo se tiñe el hilo.

28

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO QUINTO

Indici

Página xii

98-99

Post propositionem, et invocationem, a v. 1. ad 11.

100-101

quae terra Indico serendo sit apta; ejusque cultus exponitur, a 12. ad 52.

102-103

Indici satio, et cultus, a 53. ad 80. messis, a 81. ad 96.

104

Indici opificio stagna tria omnino necessaria, a 97. ad 116.

105

Hisce stagnis apprime lotis, Indici opificium a moiori incipit, a 117. ad 139.

106

Aqua herbis tincta transit ad alterum stagnum; rotae motu agitatur, donec coenum in fundo resideat, a 140. ad 166.

107

Inde pulsa aqua, coenum in tertium stagnum capulatur, a 166. ad 184.

108

Coenum illud saccis pendulis reliqua purgatur aqua, a 185. ad 193.

109

Siccatur postea Soli subiectum, a 194. ad 201.

110

curandum tamen, ne repentino imbre obruatur, a 202. ad 209.

111

E putrefactis herbis muscarum examina pullulant, a 210. ad finem.

29

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro V

sobre «El Añil»

Página xii

98-99

Se expone a continuación del tema y de la invocación (B1-11)

100-101

Cual tierra sea la apropiada para sembrar el añil y la forma de cultivarlo (B12-52)

102-103

Siembra, cultivo del añil, (B53-80) su cosecha (B81-96)

104

Tres estanques insustituibles para la elaboración del añil (B97-116)

105

En dichos estanques cuidadosamente lavados se principia el laboreo por el de mayor tamaño (B117-133)

106

El agua teñida por las hierbas pasa al segundo estanque, y es movida por ruedas hasta que el limo se asiente (B140-166)

107

Luego de expulsada el agua se traspasa el limo al tercer estanque (B166-184)

108

Puesto el limo aquel en sacos colgantes se elimina el resto del agua (B185-193)

109

Después se seca el limo puesto al sol (B194-201)

110

Deben tomarse precauciones por si sobreviene una lluvia inesperada (B202-209)

111

Enjambre de moscas pulula sobre las hierbas en putrefacción (B210-233)

30

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO SEXTO (B)

Fibrorum

libro V (M)

fibri

Página xiii

112-113

Propositio et invocatio, a v. 1. ad 10.

Idem, sts. (1-10)

114

Fibri descriptio, a 11. ad 38.

Idem. (11-38) [p. 57]

115

Mores, a 39. ad 54.

Idem. (39-54) [p. 58]

116

Industria, a 55. ad 72.

Idem. (55-72) [p. 59]

117

Arborem, repaguli fundamentum prosternunt, a 73. ad 88.

Repagula. (73-88) [p. 60]

118

Repagulum fluvio coercendo conficiunt a 89. ad 122.

Idem, sts. (89-121)

119

repaguli figura, a 123. ad 142.

Idem. (122-141) [p. 61]

120

Inde urbem in ripa extruunt, a 143. ad 157.

Urbis constructio. (142-156) [p. 62]

121

domorum dispositio, a 158. ad 171.

Idem. (157-160) [p. 62]

121aExhibet. (161-180) [p. 63]

122

et cultus, a 172. ad 189.

Nitor. (171-188) [p. 63]

123

Fibri fessis succurrunt, a 190. ad 194.

Lassis succurritur. (189-193) [p. 64]

124

Alimenta in hyemem servantur, a 195. ad 223.

Messis in hyemerm. (194-222) [p. 64]

31

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro VI

sobre «Los Castores»

Página xiii

112-113

Asunto e invocación (1-10)

114

Descripción del castor (11-38)

115

Costumbres (39-54)

116

Habilidad (55-72)

117

Derriban un árbol para cimentar un dique (73-88)

118

Construyen un dique para encauzar un río (B89-122, M89-121)

119

Estructura del dique (B123-142, 122-141)

120

Luego construyen una ciudad en la ribera (B143-157, M142-156)

121

Distribución de las moradas (B158-171, M157-170)

122

Ornato (B172-189, M171-188)

123

Los castores asisten a los fatigados (B190-194, M189-193)

124

Reservas alimenticias para el invierno (B195-223, M194-222)

32

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

125

Urbs incolitur, a 224. ad 237.

Idem. (223-236) [p. 65]

126

scelesti ab urbe pelluntur, a 238. ad 243.

Scelerum poena. (237-242) [p. 65]

127

Fibrorum otium, balnea, etc. a 244. ad 251.

Balnea. (243-250) [p. 65]

128

partus; ac discessus in sylvam, a 252. ad 268.

Partus. (251-267) [p. 66]

129

Fibrii solitarii, a 269. ad 283.

Fiber solitarius. (268-282) [p. 66]

130

Fibrorum hostes, a 284. ad 290.

Idem. (283-289) [p. 67]

131

astutia, a 291. ad 315.

Idem, sts. (290-314)

132

Multiplex eos venandi ratio,

a 316. ad finem.

Venatio. (315-359) [p. 68]

132aCastoreum. (360-368) [p. 69]

33

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

125

Se puebla la ciudad (B224-237, M223-236)

126

Ostracismo para los transgresores (B238-243, M237-242)

127

Diversiones de los castores, los baños y otras (B244-251, M243-250)

128

Maternidad y retorno a la selva (B252-268, M251-267)

129

Castores solitarios (B269-283, M268-282)

130

Enemigos de los castores (B284-290, M283-289)

131

Astucia (humana) (B291-315, M290-314)

132

Diversos modos de darles caza (B316-369, M315-368)

Variantes en los marginales del Libro V de la edición mutinense (M), con relación a los argumentos del Libro VI de la edición bononiense (B): N°. 117 Diques, N°. 120 Construcción de la ciudad, N°. 122 Magnificencia, N°. 123 Asistencia a los fatigados, N°. 124 Provisiones para el invierno, N°. 126 Castigo de los delitos, N°. 127 Los baños, N°. 128 Los partos, N°. 129 Castor solitario y N°. 132 Cacería.

34

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO SEPTIMO (b)

Fodinarum

libro vi (m)

Argenti atque auri

Página xiii

133-135

Post brevem anacephalaeosim, propositio, et invocatio, a v. 1. ad 14.

Idem, sts. (1-14)

Página xiv

136

Longissimus montium ordo, ubi fodinae latitant, describitur, 15. ad 34.

Montium longis ordo. (15-34) [p. 71]

137

Fodinarum venae variae, a 35. ad 60.

Metallorum venae. (35-60) [p. 72]

138

quibus retectis altè mons foditur, a 61. ad 72.

alta fodiendum. (61-72) [p. 73]

139

Taedis utendum est, a 73. ad 90.

Taedis utendum. (73-90) [p. 73]

140

et mons trabibus sustentandus, a 91. ad 97.

Mons tignis sustentandus. (91-97) [p. 74]

141

Argenti vena retecta saepissime in ima praecipitat, a 98. ad 107.

Scalis opus est. (98-107)

142

Magna ex ipsa rupe recidutur fulcra, quae antri fastigia sustentant, 108. ad 111.

Idem, sts. (108-111)

143

Labor partitur, a 112. ad 120.

Cauerna subterranea. (112-120) [p. 75]

35

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro VII

Sobre «Las Minas»

Página xiii

133-135

Tras breve resumen la proposición y la invocación (1-14)

Página xiv

136

Descríbese una interminable cadena de montañas donde se esconden las minas (15-34)

137

Varias vetas de las minas (35-60)

138

Con qué excavadores se socavan las profundidades de la montaña (61-72)

139

Necesidad de antorchas (73-90)

140

Hay que apuntalar con vigas los montículos (91-97)

141

La veta de plata descubierta casi siempre se precipita hacia el fondo (98-105)

142

Se extraen grandes puntales de la misma roca para que sostengan la techumbre del antro (106-111)

143

Se reparte la tarea (112-120)

36

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

144

Fossores vectibus ferreis rupes exscindunt atque aqua emolliunt, a 121. ad 135.

Fossores. (121-127) [p. 75]

144aAqua rupem vincunt. (128-135) [p. 75]

145

Vapor lethalis e rupe ascendens, a 136. ad 150.

Vapor lethalis. (136-150) [p. 76]

146

Rupes durissima scalpro, et pulvere nitrico rumpenda, a 151. ad 170.

Sealpro rupes vincenda. (151-158) [p. 76]

146aEt pulvere nitrico. (159-170) [p. 76]

147

Vel igne supposito, a 171. ad 178.

Vel igne. (171-178) [p. 77]

148

Sed fumus vitandus, a 179. ad 190.

Fumus soffocat fossores. (179-190) [p. 77]

149

Saxa vehenda sursum humeris, vel machina, a 191. ad 196.

Metallica saxa extrahuntur. (191-196) [p. 78]

150

Foramen rectum, a superficie montis superioris ad antrum subterraneum, faciendum; antlia desuper collocatur, a 197. ad 217.

Aliud foramen rectum. (197-217) [p. 78]

151

Aqua saepe e rupibus manat, a 218. ad 227.

Aqua saepe manat. (218-227) [p. 78]

152

Sed extrahitur montem ad radicem terebrando a 228. ad 235.

Secta Montis radice excedunt aquae. (228-235) [p. 79]

153

vel una, aut duabus antliis, si aqua non abundet, a 236. ad 254.

Antlia etiam extrahuntur. (236-246) [p. 79]

153aAntlia sub colle. (247-254) [p. 79]

154

Custos ad fodinae limen saxa recipit, iisque egenis succurrit, a 255. ad 269.

Custos ad fodinae limen. (255-265) [p. 80]

37

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

144

Los cavadores desprenden las piedras con barretas de hierro, y las reblandecen con agua (121-135)

145

Vapor letal exhalado de la roca (136-150)

146

La roca que se resiste al barreno hay que romperla con pólvora (151-170)

147

o con la aplicación del fuego (171-178)

148

Debe evitarse la humareda (179-190)

149

Las rocas han de transportarse sobre los hombros o mediante maquinaria a la bocamina (191-196)

150

Ha de hacerse una perforación vertical desde la superficie más elevada de la montaña hasta la galería subterránea y colocarse arriba un elevador (197-217)

151

Frecuentemente brota agua de las rocas (218-227)

152

Pero se extrae socavando la base de la montaña (228-235)

153

o con uno o dos elevadores, si el agua no es tanta (236-254)

154

El guardian recibe el mineral en la bocamina y socorre a los necesitados (B255-269, M255-265 y M272-278)

38

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

155

Fossores, soluto penso, sibi laborant, a 270. ad 278.

Fossores sibi laborant. (266-271) [p. 80]

155aEleemosinae. (272-278) [p. 80]

Página xv

156

Pueri saxorum frustula lecturi fodinam ingrediuntur, a 279. ad 286.

Pueri relegentes lapillos. (279-286) [p. 81]

157

Fures, a 287. ad 301.

Idem. (287-301) [p. 81]

158

Operarii infima plebs, multique scelesti, a 302. ad finem.

Operarii faex vulgi. (302-319) [p. 81]

39

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

155

Los cavadores, cumplida la tarea, trabajan para sí (B270-278, M266-271)

Página xv

156

Entran en la mina niños a recoger los desperdicios de mineral (279-286)

157

Ladrones (287-301)

158

Los operarios son plebe la más abyecta y muchos de ellos criminales (302-319)

Variantes en los marginales del Libro VI de la edición mutinense (M), con relación a los argumentos del Libro VII de la edición bononiense (B): N°. 136 Largo conjunto de montañas, N°. 137 Vetas de los metales, N°. 138 Ha de excavarse profundamente, N°. 140 Se ha de apuntalar la montaña, N°. 141 Necesidad de escalera, N°. 143 Caverna subterránea, N°. 144 Excavadores, N°. 144aCon agua vencen a la roca, N°. 145 Vapor letal, N°. 146 Con barreta se ha de vencer la roca, N°. 146ay con pólvora, N°. 147 o a fuego, N°. 148 El humo ahoga a los excavadores, N°. 149 Las rocas metálicas se extraen, N°. 150 Otra perforación vertical, N°. 152 Se deseca haciendo una perforación al pie de la montaña, N°. 153 Se extrae el agua también mediante elevadores, N°. 153aElevador dentro de la mina, N°. 154 Guardián en la bocamina, N°. 155 Mineros trabajan para sí, N°. 155aLimosnas, N°. 156 Niños que recogen pedruscos y N°. 158 Operarios, la hez del vulgo.

40

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

IN LIBRO OCTAVO (B)

Opificci Argentilatque Aurioro

libro vii (M)

Argentum atque Aurum fodina

Página xv

159-160

Propositione, et invocatione facta, a v. 1. ad 13.

Idem, sts. (1-13)

161

fundus, ubi argentum extrahitur, describitur, a 14. ad 19.

Praedia. (14-19) [p. 83]

162

Saxa gravibus clavis in lapillos reducuntur, a 20. ad 23.

Clavis saxa conminuuntur. (20-23) [p. 84]

163

Lapilli ferratis pilis ingentis machinae abeunt in pulverem; qui in capsis, obductis telâ e filo ferreo contextâ, excipitur, a 24. ad 38.

Pilis attrita in pulverem abeunt. (24-38) [p. 84]

164

Puerorum huic labori addictorum periculum, a 39. ad 45.

Pueri periclitantur. (39-45) [p. 84]

165

Reliqua lapillorum frustula pistrina teruntur, a 46. ad 50.

Pistrinae. (46-50) [p. 84]

166

Pulveri in chorte acervato, atque aqua superfuso sal admiscetur crebra pedum tritura, a 51. ad 58.

Pulvis agua et sale aspersus calcatur. (51-58) [p. 85]

167

deindeargento vivoexploratur, calidane mistura, an frigida illi opus sit, a 59. ad 71.

Limi morbi. (59-71) [p. 85]

41

ARGUMENTO DE TODO EL POEMA

Argumento del Libro VIII

sobre «El Laboreo de la Plata y del Oro»

Página xv

159-160

Después de la proposición y de la invocación (1-13)

161

Se describe el fondo del que se extrae la plata (14-19)

162

Con pesados mazos se reducen a piedrecillas las rocas (20-23)

163

Con bloques de hierro de una máquina enorme transforman las piedrecillas en polvo, que se recoge en cajas recubiertas con tela metálica (24-38)

164

Peligro para los muchachos dedicados a este trabajo (39-45)

165

Los restantes trozos de pedruscos son triturados en el molino (46-50)

166

Amontonado el polvillo en un patio, y rociado con agua, se le mezcla sal valiéndose de reiterado golpeteo con los pies (51-58)

167

Luego se analiza con mercurio si es menester aplicarle ora una mezcla con calor o en frío (59-71)

42

ARGUMENTA TOTIUS CARMINIS

168

Si mistura calida limus indigeat, illi admiscentur pulvis cupreus, sale preparatus, atque igne coctus, a 72. ad 79.

Frigoris remedium. (72-79) [p. 85]

169

Si vero mistura frigida ille indigeat, post argentum vivum, calx adiungitur, a 80. ad 90.

Caloris remedium. (80-90) [p. 86]

Página xvi

170

tum li/mus per decem continuos dies calcatur, et remediis admiscetur, a 91. ad 102.

Calcantur acervi. (91-102) [p. 86]

171

Experimento illius limi aqua diluti agnoscitur, utrum plus argenti-viviindigeat necne, a 103. ad 122.

Aqua probatur limus. (103-122) [p. 87]

172

Lacus ligneus turbine armatus, ubi argentum a faecibus separatur, a 123. ad 141.

Lacus ubi acerui lavantur. (123-141) [p. 87]

173

Mactris iterum argentum abluitur, a 142. ad 148.

Mactris abluitur. (142-148) [p. 88]

174

Massa argenti purgaturargento-vivo in saccis pendulis in coni figuram formatis, a 149. ad 155.

Saccis pendulis colatur. (149-155) [p. 88]

175

Variae ex argento flexibili figurae, a 156. ad 167.

Figurue variae ex molli