Jana Aston

A Jana Aston le gustan los gatos, las tazas de café grandes y los libros sobre multimillonarios. Escribió su novela debut cuando trabajaba en el servicio de atención al cliente de una empresa eléctrica y estará eternamente agradecida al ginecólogo ficticio de El chico equivocado por haberla ayudado a que su sueño de trabajar en pijama se hiciera realidad. Las novelas de Jana Aston han aparecido en las listas de más vendidos del New York Times y el USA Today, algunas en varias ocasiones.