DINERO - Raimon Samsó - E-Book

DINERO E-Book

Raimon Samsó

0,0

Beschreibung

¿Qué saben las personas que se retiran jóvenes y ricas? Muchas personas jamás podrán retirarse si confían en una pensión del Estado. Sé listo y resuelve tu retiro con garantías. Ahora aprenderás, de primera mano, una combinación de principios y estrategias que harán que seas libre financieramente más rápido, más seguro. Abrazarás los principios que el autor comparte contigo en este libro te convertirá en una persona: libre, sabia y rica. Descubre cómo: - Convertir tus talentos y habilidades en DINERO - Aumentar tu "coeficiente de inteligencia financiera" - Descubrir tu "idea millonaria" para tu retiro anticipado - Programar tus creencias y vocabulario para la riqueza - Hacer DINERO "al por mayor" y no "al por menor" - Dejar de trabajar sólo para pagar las cuentas - El Código oculto del DINERO¿Estás listo para retirarte joven?

Sie lesen das E-Book in den Legimi-Apps auf:

Android
iOS
von Legimi
zertifizierten E-Readern
Kindle™-E-Readern
(für ausgewählte Pakete)

Seitenzahl: 183

Das E-Book (TTS) können Sie hören im Abo „Legimi Premium” in Legimi-Apps auf:

Android
iOS
Bewertungen
0,0
0
0
0
0
0



D.I.N.E.R.O.

Mis 6 secretos para retirarme rico

Raimon Samsó

A todas las personas

de quienes aprendí libertad financiera.

Ellos han cambiado mi vida.

Prefacio

Este ebook, fue publicado en papel con el título: “Adelanta tu jubilación” (Ediciones Obelisco, abril 2011).

La razón de esta nueva edición digital (Ediciones Instituto Expertos, febrero 2019) del libro, es para facilitar su circulación digital on line y así llegue a más personas y a un menor precio.

Esta edición digital, con el título cambiado, incluye el mismo contenido que el libro; aunque incluye también algunas actualizaciones.

Índice

Prólogo de Sergio Fernandez

1. Mente Rica, Mente Pobre

2. El Gran Problema Financiero

Retirarse es la gran preocupación

Clases emergentes: creativa, servicios

¿Cuál es tu estrategia para tu retiro?

3. ¿Qué es Libertad Financiera?

Inteligencia financiera

Libertad financiera

Quiero que te retires pronto, joven y rico

4. Anticipa tu Retiro ¡cuanto antes!

Retírate anticipadamente

Por qué no basta un «plan de retiro

Crea un plan financiero que trabaje para ti

Cash Flow para retirarse pronto

5. La Riqueza se hace en la Mente

La riqueza se hace en la mente

Programa tus creencias para la riqueza

Palabras ricas y palabras pobres

6. ¿Cuánto Dinero quieres Ingresar tras Retirarte?

¿Cuál es tu termostato financiero?

Ni un sueldo ni una pensión son la solución

Las ideas millonarias son gratis

7. Ingresos por Inversiones

Invierte en ti mismo para ingresar más

Invierte en activos que te retiren

¿En qué negocios invertir?

Invierte en tu retiro pronto para retirarte pronto

8. D.I.N.E.R.O. al por mayor, así lo hice yo

El verdadero de la palabra: dinero

D de diversificar las fuentes de ingresos

I de inteligencia financiera

N de nueva conciencia

E de emprender

R de reaprender

O de oportunidades

Conoce al Autor

Mentoría con el autor

Te pido un favor

Prólogo de Sergio Fernandez

Una de las cosas que recuerdo haber hecho desde muy niño es leer muchísimo. Fue precisamente esa pasión la que hizo posible que aunque durante muchos años tuviera que ir a clase, nunca dejara de aprender. Creo que mi fascinación por los libros procede de esa certeza que tengo de que mi vida no sería la que es de no haber sido por el encuentro con determinados autores.

Para mí, descubrir un gran libro es como descubrir un tesoro. Es algo que me llena de gozo, es una buena noticia que me provoca unas ganas irrefrenables de tomar el teléfono para hacérselo saber a un ser querido. Compartir con otras personas el descubrimiento de un libro excelente es algo que me hace vibrar. Supongo que siempre he tenido cierta vocación de biblio terapeuta.

Por eso, prologar y recomendar este libro me convierte en una persona afortunada. Raimon ha escrito un libro visionario, valiente, necesario, contundente y consciente, así como cercano.

Es visionario y es lúcido porque propone un análisis certero de lo que está sucediendo y de lo que ocurrirá en las economías personales y nacionales. Es valiente porque Raimon se atreve a decir, le pese a quien le pese, lo que algunos ven pero se callan. También lo que muchos sencillamente no son capaces de vislumbrar. Es un libro necesario porque en este momento de la historia en el que se están produciendo cambios tan drásticos de forma exponencial, este texto ayudará a muchas personas a entender lo que está pasando y a cambiar un paradigma obsoleto para contemplar la realidad.

Este libro es también contundente, porque contiene ideas y propuestas suficientes como para que en un mundo ideal se convierta en libro de texto de una asignatura de bachillerato. Pero también es consciente, porque Raimon no nos habla sólo de cómo ganar dinero (de eso hay mucho material ya escrito), sino que nos dice cómo hacerlo de forma significativa, responsable, feliz y en sintonía con nuestros talentos y valores. Y esto, que es el paradigma emergente de contemplar la vida y la economía, es algo que hace mucha falta. Además, tienes entre tus manos un libro cercano. Notarás que es un libro con voz propia, con una voz franca, aguda y divertida, que te habla como lo haría tu mejor amigo.

Raimon, por todo ello, te estoy sinceramente agradecido. Este es un libro como su autor: generoso. Y no lo digo porque Raimon sea un buen amigo, que lo es, sino porque lo demuestra al exponer públicamente y sin reservas los conocimientos y las herramientas que él mismo está empleando para adelantar su retiro. Y lo hace con la misma generosidad con la que lo podría hacer con un amigo en torno a un sabroso almuerzo vegetariano.

Este trabajoaúna original y elegantemente espiritualidad y dinero. Raimon nos propone una forma más fresca y más íntegra de estar en la vida y donde trabajar consiste esencialmente en servir a los demás, mientras, y como recompensa, se gana dinero y se asegura el retiro. El dinero como consecuencia: espiritualidad pura.

Sostengo que cada encuentro que tenemos con otra persona, como cada libro que leemos, tiene la facultad de aumentar o de disminuir nuestro nivel de energía y de conciencia. Es un libro que estimula, un libro que invita al lector a brillar con la luz propia con la que ha venido a este universo. Este libro es un texto con la capacidad de catapultar tu vida hacia un lugar mejor. Alguien dijo que el arte o es sanador o no es arte. Yo creo que estaba en lo cierto. Tienes entre tus manos un libro sanador y con la capacidad de reformular tu relación con el dinero y con tu retiro.

No hay nada que pueda detener una idea a la que le ha llegado su hora y este libro tiene una idea muy poderosa: la de explicar a las personas que pueden, si están dispuestas a mejorar como seres humanos, ser lo que deseen y vivir en paz, haciendo lo que aman, ganando dinero por ello y disfrutando de un merecido retiro sin preocupaciones económicas en el otoño de su vida. Y explicar esto y la forma de llevarlo a cabo hará más libres, más sabias y más ricas a muchas personas.

Esta lectura transformará positivamente la vida de muchos seres humanos y a mí me parece un privilegio poder asegurar que, como otros libros de Raimon, éste es un libro-virus cuya lectura, quedas advertido, provocará cambios en tu vida.

Sergio Fernández, autor de: Vivir sin jefe y de Vivir con abundancia.

Uno

Mente Rica, Mente Pobre

¿Por qué sólo un 5 % de las personas accede a su retiro con los medios económicos suficientes como para no tener que preocuparse del dinero nunca más?

¿Qué saben esas personas que el resto, un 95 %, no descubrió durante toda su vida?

¿Cuál es su secreto, si es que tienen alguno?

Desde luego no es ningún secreto, encontrarás respuestas en este libro.

He estado enseñando a personas corrientes cómo conseguir resultados extraordinarios durante los últimos diez años. Pero he de advertirte que si durante la lectura de este libro te dices: «Eso ya lo sé» –o algo parecido –; pero no lo haces, entonces la libertad financiera seguirá siendo un secreto para ti. Este libro es el fruto de mi experiencia personal y la de mis clientes. Si has leído mis libros anteriores, sabrás que voy al grano y que no estoy interesado en hacer promesas poco realistas. Voy a ser claro desde el principio: anticipar el retiro no es ni fácil, ni rápido, pues no ocurre de un día para otro. Y, no obstante, te aseguro que es posible hacerlo antes de la cuenta, pronto, si cuentas con un plan ganador.

Una de las mayores preocupaciones de cualquier persona es convertirse en dependiente del Seguro Social y de la familia para poder sobrevivir en su vejez, en el mejor de los casos; o de la caridad, en el peor. La enfermedad y la pobreza durante la vejez son el temor de la mayoría. Para empeorarlo, las estadísticas de los economistas dibujan un futuro con una sociedad vieja, pobre y enferma.

La esperanza de cualquier persona es mantener un nivel de vida similar al de antes del retiro para poder hacer todo aquello que pospuso para cuando dejara de trabajar. Me temo que su gran decepción será descubrir que, a pesar de disponer de tiempo, no tendrá el dinero suficiente para cumplir el sueño de un retiro dorado.

He escrito este libro para que te retires pronto, joven y rico.

El libro contiene el conocimiento que te permitirá adelantar el retiro y muestra principios básicos para crear tu libertad financiera. Estudia ambos detenidamente para deshacerte de un puesto de trabajo poco inspirador y mal retribuido, si ése es tu caso, y crear un sistema de ingresos diversificado. Aunque en realidad mi única intención es que cuestiones tus paradigmas limitantes sobre el dinero y conducirte a un estado mental de mayores posibilidades.

He escrito pautas sencillas que ya han sido expuestas con anterioridad. Recíbelas ahora libre de prejuicios. Son principios sencillos de entender, aunque sé que no son fáciles de aplicar. Te aseguro que los han empleado con éxito muchas personas como tú que un día se negaron a vender su tiempo en un trabajo anodino que, por otro lado, no les podía hacer ni ricos ni libres.

El cambio que estos principios te proponen va más allá de un simple cambio en lo que sabes o un cambio en lo que haces, te proponen un cambio en tu modo de pensar; es decir, en quien eres. Me gustaría que estuviéramos de acuerdo en que no es lo que haces, sino quién eres lo que marcará la diferencia entre dónde estás ahora y dónde quieres estar.

Sé que soy bastante radical exponiendo mis ideas, tal vez te sirvan o tal vez no, pero te aseguro que es lo que yo creo profundamente y, de todos modos, te lo ofrezco. Si alguna de las ideas contenidas en este libro te parece imposible, por favor, dale una oportunidad. Pretendo hacerte salir de tu zona cómoda, de tu madriguera. Sé que cuando acabes la lectura me lo agradecerás.

El libro es un «set de primeros auxilios» para economías exhaustas que desean generar la suficiente riqueza como para deshacerse de un trabajo anodino, que no conduce a nada, sin tener que esperar a la edad legal de retiro, la cual se irá retrasando paulatinamente. Trata de cómo abandonar la pista lenta y entrar en la pista rápida hacia la prosperidad, de cómo hacer dinero «al por mayor» en lugar de «al por menor». Releer el libro creará un efecto que instalará un programa financiero ganador en tu mente.

Estaré a tu lado durante tu lectura para conducirte más allá de tus creencias limitadoras respecto al dinero y a los modos de ingresarlo. No permitas que esta lectura se convierta en un aprendizaje de conceptos teóricos. Para entender el significado real del concepto libertad financiera tendrás que crear la tuya. Para aprender a emprender tendrás que crear tus propias fuentes de ingresos. La propia experiencia es mejor que la mejor de las escuelas de negocios.

Espero que el material de este libro te enfoque hacia el futuro financiero que deseas. Su objetivo es orientar a las personas que no saben por dónde empezar a diseñar su retiro anticipado.

Quiero que seas libre, quiero que seas sabio, quiero que seas rico.

Y para ello deberás ser mente rica, no mente pobre.

Pasa la página y ¡empecemos!

Raimon Samsó, autor del best seller: El código del dinero.

Dos

El Gran Problema Financiero

Retirarse es la gran preocupación

¿Cuántas personas conoces que tienen resuelto su futuro financiero en el momento de cese de su vida laboral?

¿Cuántos, tras una extensa actividad profesional, pueden disfrutar en la recta final de su vida de la tranquilidad que representa tener el aspecto financiero resuelto?

Es decir, personas que vivan con «preocupación financiera cero». Exacto… muy pocos.

¿Se convertirá la pensión de retiro en un asunto del pasado, es decir, en un hermoso recuerdo? La perspectiva futura no es nada esperanzadora: o bien no cobrar ninguna pensión (si no se acometen las reformas del sistema) o cobrar un mínimo (pero muy mínimo, de subsistencia, si se reforma el sistema actual). En el momento de la redacción de este libro, la mayoría de estados de Europa están planteando diferentes reformas, España incluida. Algunos países europeos ya han hecho los deberes en este asunto, no así España, que se ha quedado rezagada.

Cualquiera que sea la reforma del sistema de pensiones elegida por los políticos, tras una vida entera de trabajo sólo podremos aspirar a un mínimo, tan menguado, que en el mejor de los casos cubrirá los gastos más básicos de subsistencia. En ningún caso suficiente para poder vivir de la pensión sin tener que recurrir a la dependencia familiar, y ya no digo igualar los ingresos previos al retiro. Imagino que tú no querrás verte así.

En una o dos décadas, debido al retiro de la generación del baby boom, una parte significativa de la población precisará ingresos extras para complementar su pensión proveniente de la Seguridad Social. Al margen de los planes de los gobiernos, me preocupan más los planes que cada ciudadano tiene, o no tiene, sobre su retiro.

El gran problema es: ¿qué se está haciendo a nivel particular para garantizar el nivel de vida después del retiro? Respuesta: poco o nada. No hay tal plan, ni bueno ni malo. Rezar. Millones de personas esperan una solución financiera que proceda del estado para la última etapa de sus vidas, pero casi nadie hace los deberes (diseñar su plan para el retiro). Todo el mundo desea una «retiro dorada», pero muy pocos tienen un plan ganador para conseguirla. Siguen soñando.

En los medios de comunicación se habla mucho del gran problema estructural de España, su elevado paro, pero nadie dice nada sobre reinventarse como profesional o trabajador. El síndrome del «parado compulsivo» –que vive del subsidio todo el tiempo que puede y más sin tan siquiera buscar trabajo – se contagia como una epidemia contagiosa que todos los gobiernos fumigarán tarde o temprano marcando un tope más estrecho.

Ahora mismo se subvencionan puestos de trabajo que están condenados a desaparecer en unos pocos años. Y las profesiones mejor pagadas son, en buena parte, ocupaciones que no existían hace cinco años. Alguien debería decirles al trabajador y al profesional que ciertos puestos de trabajo tienen los días contados, y que, por otro lado, hay muy buenas oportunidades si se deshacen de «lo suyo» o «lo de toda la vida», para abrazar nuevas ocupaciones.

España en concreto –y Europa en general– se enfrenta a una década de profunda reconversión laboral sin precedentes. La crisis no es más que el punto de partida para la reconversión a empleos de mayor cualificación para millones de puestos de trabajo de bajo valor añadido sin ningún futuro en la nueva economía global. El gran reto de la próxima década será reciclar a trabajadores con poca formación hacia trabajos de cualificación media o alta. España es uno de los países europeos con mayor necesidad de una reconversión laboral.

Un empleo de por vida, en un buen cargo bien pagado, se ha convertido en una idea absurda.

La buena noticia es que los nuevos empleos cualificados y de alto valor añadido compensarán los trabajos de bajo valor añadido que se perderán en algunos sectores como son: la construcción, la agricultura y la industria. Aunque el proceso se caracterizará por el paro estructural y endémico: el «pleno desempleo». Al final, ganarán en ocupación los servicios a las personas y empresas, y los trabajos creativos y todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías y el talento aplicado. La profunda reconversión laboral que ha de afrontar España cambiará drásticamente el entorno laboral tal como lo conocemos hoy. Clases decadentes: productiva, agrícola.

Clases emergentes: creativa, servicios

La clase creativa (concepto acuñado por Richard Florida) está constituida por: directivos, técnicos, profesionales, innovadores, creativos, diseñadores, artistas, entretenimiento, informáticos, ingenieros, venta alta, autores e inventores… que utilizan la creatividad como materia prima en sus trabajos. Tendrán mucho trabajo, poca competencia y excelentes ingresos.

La clase servicios, también emergente: sanitarios, administrativos, funcionarios, venta baja, limpieza, vigilancia, mantenimiento, cuidados domésticos, servicios sociales y comunitarios, restauración… como infraestructura de apoyo a la clase y economía creativas, aunque no estarán ni de lejos tan bien remuneradas.

Finalmente, tanto la clase agricultura: ganadería y pesca, como la clase productiva : construcción, reparaciones, transporte, minería, fabricación… retrocederán como fuente de empleo en Occidente y su remuneración irá a la baja en dura competencia con los países emergentes. ¡Oh!

El declive de la antigua clase productiva es consecuencia del declive de la economía productiva o industrial en Occidente. La era industrial forma ya parte del pasado en Estados Unidos, Europa, Japón… al haber ingresado de pleno en la economía creativa o la era del conocimiento.

Los derechos y el estado de bienestar de los que gozamos los países de la Unión Europea son un evidente logro social que, en el caso particular de nuestro país, pueden representar una cara factura cuyo coste puede incluso poner en riesgo la solvencia del estado. No digo que el estado de bienestar no sea deseable, que por supuesto lo es, pero quizá se nos ha ido la mano exigiendo que papá estado nos saque las castañas del fuego en casi todos nuestros asuntos.

Lo cual no es posible ni deseable. No es posible porque pone en peligro la caja de caudales del país; y no es deseable porque debilita a las personas al llevarlas a creer que tener todos los problemas resueltos es un derecho gratuito exento de deberes. El estado de bienestar será sometido a dieta por todos los gobiernos y quedará en los huesos sin un ápice de grasa tras los próximos años de austeridad espartana.

Europa ha vivido un paréntesis de crecimiento y bienestar sublime en los últimos cincuenta años pero ese período ha concluido para dar paso a otra realidad. Sí, hemos vuelto a la realidad tras vivir en una fantasía. Esa bonanza y crecimiento, por otra parte, y todo sea dicho, se consiguió a fuerza de un endeudamiento estratosférico y un nivel de consumo insostenible e insano.

En cualquier caso, el estado de bienestar y el sistema de la Seguridad Social son un fenómeno muy reciente (del siglo pasado, apenas hace un rato) y en ningún modo está consolidado ni garantizado para el futuro. No creo que desaparezcan pero sí pienso que les darán una vuelta de calcetín y evolucionarán a algo bastante diferente a lo que tenemos hoy. Y hay un motivo de peso: los números no salen. Las cuentas de los estados no cuadran.

Mensaje: cuida de ti (¡porque nadie más lo hará!).

El estado apoyará, desde luego, a aquellas personas con manifiesta incapacidad o exclusión social. Casos extremos. Pero el resto deberemos tirar del carro de nuestra economía y también contribuir a la común. En la extinta «era industrial», el estado garantizaba el bienestar financiero de los ciudadanos; en la «era del conocimiento», cada trabajador será responsable de su retiro; y por supuesto, de su salud financiera. Seguridad, trabajo fijo, pleno empleo, empleo de por vida, pensiones generosas, retiro garantizado… son conceptos obsoletos de otra era (la industrial) que han dejado de tener validez en la actual era de la información y el conocimiento.

La seguridad laboral se desmorona ante nuestros ojos: es un recuerdo del pasado.

Lector, quisiera tomarte por las solapas y sacudirte cariñosamente para que despertaras y diseñaras un plan para decidir cuánto dinero ingresarás en tu retiro, si necesitarás seguir trabajando o no a partir del retiro, con qué ahorros contarás para entonces, etc. Recuerda, quiero que seas libre, sabio y rico. Puedo oír cómo tu pensamiento pregunta si puedes elegir cuándo retirarte y con qué dinero. Bueno, ¡pues sí puedes elegirlo! (lo estoy gritando).

Otra cosa es la pensión legal de retiro del estado sobre la cual no tienes ningún control: no sabes si la tendrás, ni su cuantía, ni a qué edad la recibirás… En los próximos años, debido a la evolución de la demografía, los ciudadanos sufrirán severas reducciones en el sistema de pensiones y de atención médica. Perdón, pero alguien lo tenía que decir.

Hay solución. Un profesional autónomo o emprendedor puede decidir cuánto ingresará y cuándo dejará de trabajar (aunque no cuándo se jubilará legalmente, ya que hay una edad mínima para poder hacerlo). Para que pueda dejar de trabajar, le bastará con tener asegurados unos ingresos pasivos y así poder retirarse antes de la edad legal (seguir cotizando, pero no trabajando) y asegurarse una pensión que sea poco o mucho siempre bien. De tal modo que una persona que ha hecho los deberes financieros puede decidir retirarse a los 60 años –tal vez antes – si cuenta con un buen plan para ello; aunque el gobierno le jubile legalmente a los 70 años, más o menos.

A la edad de retiro, que llegará a los 70 años tarde o temprano, unas personas deberán seguir trabajando más allá –mientras su salud se lo permita– para complementar su exigua pensión de retiro, mientras que otras podrán dejar de trabajar porque contarán con ingresos suficientes para no tener que depender de una pensión. La diferencia entre estar en un grupo o en el otro: contar con una estrategia, un plan ganador.

Quienes hayan desarrollado una buena estrategia para retirarse podrán hacerlo, el resto tendrá que trabajar de por vida. ¿Por qué? Porque las pensiones se reducirán progresivamente a una cantidad simbólica, o mínimo de subsistencia. Ésta es la razón que me conduce a afirmar que contar únicamente con la pensión estatal para el retiro es una estrategia perdedora.

¿Cuál es tu estrategia para tu retiro?

Dato: las estadísticas dicen que las personas de menos de 30 años tienen más fe en los ovnis, o en que Elvis Presley sigue vivo, que en la posibilidad de cobrar algo de la Seguridad Social.