Vivir ordenadamente - Julieta Diaco - E-Book

Vivir ordenadamente E-Book

Julieta Diaco

0,0

Beschreibung

Esta obra invita a reflexionar sobre la importancia que tiene el orden en nuestro hogar, que va más allá del acto de acomodar objetos. Expone conceptos primordiales para vivir en armonía con nuestros seres queridos en los espacios que habitamos. A través de estas páginas conoceremos las verdaderas razones por las cuales desordenamos, acumulamos o, por el contrario, nos la pasamos ordenando sin que la acción y el resultado prosperen en el tiempo. Descubriremos la manera de producir cambios estructurales que modifiquen nuestros hábitos para siempre a través de metodologías ágiles, exitosas, implementadas a nivel mundial. Abordaremos este proceso desde el amor y el propósito colectivo, dejando de lado la obligación u obsesión. La organización hogareña abarca desde el modo de relacionarse con nuestro grupo de convivencia a través de la responsabilidad afectiva y el respeto por la diversidad hasta las finanzas personales y la práctica del desapego. Este libro puede ser un gran recurso inspiracional para releer una y otra vez en las etapas en que necesitamos elevar la vibración de nuestra energía o alivianar el equipaje con el que transitamos la vida, pero también cuando deseamos cambios, empezar de nuevo o simplemente pensar fuera de la caja. Es un amable recordatorio de que la felicidad, la armonía y la paz logradas a través del orden son una elección propia y están a nuestro alcance.

Sie lesen das E-Book in den Legimi-Apps auf:

Android
iOS
von Legimi
zertifizierten E-Readern
Kindle™-E-Readern
(für ausgewählte Pakete)

Seitenzahl: 107

Das E-Book (TTS) können Sie hören im Abo „Legimi Premium” in Legimi-Apps auf:

Android
iOS
Bewertungen
0,0
0
0
0
0
0



Diaco, Julieta

Vivir ordenadamente / Julieta Diaco. - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Autores de Argentina, 2020.

Libro digital, EPUB

Archivo Digital: online

ISBN 978-987-87-1036-5

1. Organización del Hogar. I. Título.

CDD 648.5

Editorial Autores de Argentina

www.autoresdeargentina.com

Mail: [email protected]

BIOGRAFÍA

Julieta Diaco nació en Castelar y creció en Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires. Tuvo una infancia y adolescencia cargadas de vivencias y emociones que forjaron en ella una personalidad genuina, rica y auténtica y le enseñaron a valorar la importancia de vivir en el presente, con propósito, con valores familiares y amistades incondicionales. Actualmente está casada, tiene dos hijos adolescentes y vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Es traductora técnico-científica y literaria en inglés y se formó en gestión de proyectos, liderazgo, negociación y PNL (programación neurolingüística). Inició su carrera laboral a los dieciocho años, dentro del ámbito privado en una empresa de dueños japoneses y fue allí donde cultivó su admiración y respeto por la cultura nipona y sus metodologías de trabajo. Su experiencia en la gestión empresarial como coordinadora de proyectos en la industria farmacéutica le permitió desarrollar habilidades transferibles a otras áreas. Así es como descubrió el interés por la gestión del orden y la organización, temas que ocupan un lugar central en su vida y a los que le dedica una parte importante de su tiempo.

Considera que la organización de espacios interiores y el minimalismo como estilo de vida contribuyen al bienestar emocional, fomentan el disfrute y el arte de vivir en armonía y conceden más tiempo para dedicárselo a los auténticos intereses personales, que son los que en realidad nos brindan felicidad y gratitud.

En este sentido, acompaña a las personas en el camino de gestionar sus emociones durante el proceso de organización hogareña, al despojarse o soltar objetos innecesarios para luego pasar a la etapa de producir cambios en sus vidas que promuevan el orden interno y externo y conduzcan a un disfrute pleno y duradero.

AGRADECIMIENTO

A Carlos, mi marido, mi gran amor y compañero de vida. El mundo necesita más personas nobles, honestas, inteligentes, amorosas y soñadoras como vos. Sigamos cumpliendo sueños juntos.

A mis hijos Camila y Matías, quienes me han enseñado el significado del amor incondicional. Siempre es grande el amor maternal, pero roza lo sublime cuando se junta con la admiración y el orgullo hacia ustedes.

A la memoria de mi mamá Rita, quien me inculcó los valores de la entrega desinteresada, el cuidado al prójimo, la generosidad, el orden y la disciplina, entre otros.

Dedicado a los lectores, a toda la familia y a mis amigos, especialmente a Marcela, creadora de @Trapitosandco, con quien comparto el interés por el orden y la estética. Gracias por haber sido mi “amisocia” en la etapa inicial de este camino y ojalá nuestros proyectos se sigan complementando como hasta hoy.

A todos los que luchan por vivir en un mundo mejor y consideran que pequeños pasos con propósito producen grandes cambios.

1. INTRODUCCIÓN

Siempre me ha gustado compartir todo aquello que me da felicidad, me inspira a vivir mejor, a superarme y a conectar con mis deseos. Escribo este libro desde el corazón para contarles un poco sobre mi filosofía de vida, mi intención y búsqueda interna y sobre todo lo aprendido y puesto en práctica luego de haber adquirido algunos hábitos y costumbres que me han traído gran alegría, bienestar y esa hermosa sensación de estar haciendo las cosas bien, de ir por el camino correcto, aun con todo los obstáculos que se presentan, que también son parte de la vida y una oportunidad para aprender y crecer.

Durante el transcurso de mi vida he adquirido algunas competencias organizacionales perfectamente extrapolables a lo doméstico, tras haberme nutrido de las metodologías y recomendaciones de afamados gurús del orden internacional y de los más renombrados asesores y organizadores argentinos y regionales, a quienes admiro por su generosidad, los leo siempre y les agradezco el haber fomentado mi interés en esta temática. Compartir conocimiento hace que el mundo avance.

También he adoptado las características más salientes de la cultura oriental y nórdica en lo que respecta a organización, disciplina y minimalismo, lo que ha forjado en mí una particular filosofía o forma de ver, pensar y vivir la vida y de transitar el momento presente tomando lo bueno, aprendiendo de lo malo y eligiendo cada día ser quien quiero ser y no quienes los demás quieren que sea.

A través de este libro intento llegar mucho más lejos en el tema de la organización hogareña al abordar otros aspectos que considero esenciales para fundar las bases del cambio que queremos lograr. A lo largo de nuestras vidas solemos emplear diversos recursos para lograr una vida organizada, plena y libre de sufrimiento, aunque a veces omitimos o descuidamos algunos aspectos, como el desapego, por ejemplo. Revisaremos e implementaremos algunas estrategias que nos permitan vivir de forma más libre, sana y simple, para dar lugar a que lleguen nuevas cosas a nuestra vida y logremos vivir en libertad, sin dependencias, dejando ir todo aquello que nos impide avanzar.

Toda organización personal o familiar está liderada por personas o grupos de personas que deben coordinar y sincronizar entre sí, y para ello hay que tener muy en claro qué se quiere lograr y cuál es el objetivo común, lo que redundará en una mejor productividad y armonía hogareñas. Vivir sin un propósito individual o colectivo es como ir por la vida a la deriva. Las acciones se tornan reactivas en vez de proactivas y difícilmente nuestros actos perduren en el tiempo si no entendemos por qué o para qué hacemos o dejamos de hacer. Considero que la organización de un hogar principalmente involucra la noción y determinación del tipo de vida que se quiere vivir. De lo contrario, solo se limitará al aseo o al orden, algo meramente estético o cosmético que no perdurará en el tiempo sin un propósito detrás.

En consecuencia, el propósito organizativo debería estar alineado con las personas con las que convivimos, con las intenciones, con compartir, hacer ciertas concesiones, respetar los valores colectivos e individuales, escuchar activamente, conocer los intereses y aspiraciones, y lograr que cada integrante se sienta comprendido, contenido y con libertad para expresar cómo desea vivir plenamente.

Compartiré con ustedes la importancia que tiene la organización para mí y eso abarca desde las finanzas hasta los roles de convivencia. Organizarse en estos tiempos tiene que ver con descubrir nuestro ikigai, nuestra razón de ser, con trabajar la inclusión familiar y la corresponsabilidad, el respeto y la admiración por la diversidad de opiniones, adaptándose a los sistemas familiares tradicionales y no tradicionales. También con organizar la manera de alimentarnos, gestionar de la mejor forma el desafío de trabajar desde casa, optimizar la empatía y la convivencia con los adolescentes o el modo en que nos ocupamos de nuestros adultos mayores, sin olvidar también cómo les dejamos las cosas preparadas a los que nos heredan.

Conoceremos las verdaderas razones por las cuales desordenamos y acumulamos o, por el contrario, nos la pasamos ordenando, pero sin que la acción y el resultado se noten o prosperen en el tiempo. Discutiremos la manera en que podemos producir cambios estructurales que modifiquen nuestros hábitos para siempre a través de metodologías exitosas implementadas a nivel mundial en diversos ámbitos.

Trabajaremos en cómo hacer para que nuestras intenciones no se aborden desde la obligación u obsesión, sino desde la convicción, del “para qué” hacemos lo que hacemos. Repasaremos las ventajas del feng shui en el hogar. Y por supuesto, finalmente, refrescaremos los principales temas para tener en cuenta al momento de ordenar nuestros espacios en una casa.

Este libro puede ser un gran recurso para releer cada vez que sea necesario, para esas etapas en las que necesitamos elevar la vibración de nuestra energía o alivianar el equipaje con el que transitamos por la vida. También cuando deseamos cambiar algo, resetearnos o empezar de nuevo o simplemente pensar fuera de la caja para probar nuevas experiencias. Permitirá ver la vida con otros ojos y desde otro lugar y empezar a disfrutar las ventajas de vivir ordenadamente.

Es un intento de generar un canal o espacio de comunicación y colaboración mutua que trascienda el libro y nos permita retroalimentarnos con vivencias que nos ayuden a ser cada día un poquito mejor. Nos leemos en @Vivirordenadamente

2. PRESENTACIÓN PERSONAL

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; solo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia”.

—Steve Jobs

Hay una historia detrás de cada persona, una sucesión de hechos que nos han llevado a ser quienes somos hoy. El acto de decidir el camino para seguir en cada instancia de la vida tiene cierta relación con la teoría de los puntos de Steve Jobs citada arriba, una de las grandes frases que han quedado para el recuerdo. Soy una convencida de que siempre debemos seguir nuestro corazón en cada decisión, en cada acción, y no solo basarnos en el acto razonado. Habrá muchas experiencias personales que a priori no tendrán sentido inmediato o explicación, pero si unimos los puntos hacia atrás, en el futuro nos daremos cuenta del motivo por el cual tuvimos que vivir aquellas experiencias, dice Steve Jobs. Son nuestras decisiones, no nuestra condición, las que determinan nuestro destino.

Para ejemplificar y a modo de presentación, les cuento un poco de mí. El interés por el orden y la organización han estado presentes en mi vida desde siempre. De niña, era uno de mis juegos o pasatiempos preferidos. Mi hermana hacía las compras y yo acomodaba la casa casi sin esfuerzos y rápidamente. Mientras compartía hermosas tardes de charla con amigas, les dejaba su cuarto súper ordenado. Ellas quedaban felices y muy agradecidas. En mi familia era muy común donar la ropa que ya no se usaba o compartirla en la familia, pasándola de los primos grandes a los más pequeños. Lo mismo hacíamos con los muebles. El lema era “usalo o donalo”, porque no veíamos bien guardar algo para otra vida que no fuera ésta.

De grande, he logrado convertir ese pasatiempo en un estilo de vida. Aun cuando en la Argentina ni se mencionaba el tema de la organización en el hogar, mi interés apuntaba a todo tipo de lectura al respecto lanzada en los Estados Unidos, en donde desde la década de los ochenta existen los organizadores profesionales, en Japón con la exitosa Marie Kondo, y en Europa con infinidad de asesores e influencers muy bien formados y cada uno con su filosofía y metodología, como María Gallay.

El hogar que habito pretende ser ese lugar del universo único y especial en donde sin necesidad de tener una casa estática e intocable como la de las revistas de decoración, ni lujos, ni tamaños descomunales de ambientes, nos da gusto estar y las cosas son como cada integrante de la familia decide que sean. Simplificando hemos ahorrado tiempo, espacio y dinero. Podemos visualizar fácilmente lo que hay en nuestros placares, entonces no compramos de más porque sabemos exactamente lo que tenemos. Si bien nos encanta el shopping y las compras de objetos nuevos, si entra algo a casa, tiene que salir algo también.

Soy traductora de inglés de formación académica, pero mis aptitudes y habilidades organizativas me llevaron a trabajar durante varios años en el ámbito privado, en los últimos años coordinando proyectos para la industria farmacéutica. La gestión empresarial motivó mi interés por extender mis conocimientos a los hogares y emprender en paralelo el camino de la organización de espacios interiores y de la vida personal de los que ocupan esos espacios, lo cual está directamente relacionado con lo empresarial, ya que la organización de un espacio forma parte de la optimización de cualquier proceso de trabajo, más aún si tenemos en cuenta que cada vez más personas trabajan desde su hogar. En ambos casos se trata de buscar día a día mejores maneras de autogestionarnos para lograr la mayor eficiencia y evitar malgastar uno de los recursos más preciados que tenemos tanto a nivel laboral como personal: el tiempo.