5G. Todo lo que necesitas saber - Claude Kramer - E-Book

5G. Todo lo que necesitas saber E-Book

Claude Kramer

0,0
2,99 €

Beschreibung

5G es un salto a gran escala, un nuevo paradigma, una revolución. Todo, desde la lavadora hasta los pañales del bebé estarán conectados a Internet, y todos los habitantes del planeta tendrán acceso instantáneo entre sí; y con todas las cosas. Cada una de nuestras interacciones permanecerá como una huella indeleble. Pero para esto suceda se requiere una nueva infraestructura con una red mucho más densa. 5G utiliza bandas de alta frecuencia, de ondas milimétricas, que permiten que un enorme flujo de datos sea procesado con una latencia mínima, pero dado que estas ondas son más cortas, y tienen un alcance más acotado, se necesitan muchas más antenas que las utilizadas por la tecnología anterior. Aunque la pandemia lo ha atrasado un poco, se calcula que millones de nuevas estaciones base 5G en la Tierra y más de 20.000 nuevos satélites en el espacio, se conectarán con 200 mil millones de objetos que formarán parte de la "Internet de las cosas”, solo al principio. Según el 5G International Appeal: "Ninguna persona, animal, insecto ni planta en la Tierra podrá evitar la exposición, 24 horas al día, 365 días al año, a los nuevos niveles de radiación de radiofrecuencias”. ¿Si esto es perjudicial para la salud? Ahora puedes sacar tus propias conclusiones.

Das E-Book können Sie in Legimi-Apps oder einer beliebigen App lesen, die das folgende Format unterstützen:

EPUB
MOBI

Seitenzahl: 30

Bewertungen
0,0
0
0
0
0
0



1. 5G un nuevo paradigma

5G es un salto a gran escala, un nuevo paradigma, una revolución. Todo, desde la lavadora hasta los pañales del bebé estarán conectados a Internet, y todos los habitantes del planeta tendrán acceso instantáneo entre sí y con todas las cosas. Cada una de nuestras interacciones permanecerá como una huella indeleble. Pero para esto suceda se requiere una nueva infraestructura con una red mucho más densa. 5G utiliza bandas de alta frecuencia, de ondas milimétricas, que permiten que un enorme flujo de datos sea procesado con una latencia mínima. Pero dado que estas ondas son más cortas, y tienen un alcance más acotado, se necesitan muchas más antenas que las utilizadas por la tecnología anterior. Aunque la pandemia lo ha atrasado un poco, se calcula que millones de nuevas estaciones base 5G en la Tierra y más de 20.000 nuevos satélites en el espacio, se conectarán con 200 mil millones de objetos que formarán parte de la “Internet de las cosas”, solo al principio. Según el 5G International Appeal: “Ninguna persona, animal, insecto ni planta en la Tierra podrá evitar la exposición, 24 horas al día, 365 días al año, a los nuevos niveles de radiación de radiofrecuencias”.

La primera vez que fui a Epcot Center, en 1988, tenía 18 años. Dentro de esa gran bola que es el emblema del parque, el Spaceshift Earth, había un recorrido por la historia de la comunicación. Recuerdo muy bien el futuro de las comunicaciones que entonces se auguraba: una mujer hablaba por video llamada mientras estaba en su casa y realizaba sus tareas domésticas. Podía verse con su interlocutor, en tiempo real. Entonces parecía imposible. Ese futuro llegó algunas décadas más tarde, y se popularizó a través de aplicaciones como Skype. Regresé para visitar Epcot en 2010, y recuerdo mi intriga acerca de cuál sería entonces el futuro. Lo que allí se describía eran ciudades inteligentes, con vehículos autónomos, y lo que ahora se llama Internet de las cosas: todos los objetos conectados, intercambiando información y plausibles de ser controlados desde la distancia.

Ese futuro es cada vez más cercano, y el 5G es la tecnología que lo hará posible. Para muchos se trata de la evolución de las comunicaciones, del salto lógico del 4G a una tecnología más rápida y eficaz. ¡Podremos por ejemplo, descargar en nuestros celulares un film completo, en la más alta calidad, en escasos segundos! El tiempo de latencia (respuesta de la red) será tan pero tan mínimo, que varios músicos podrán tocar desde distintas ciudades y mantener la sincronía como si estuvieran juntos. Estas son sólo algunas de las muchas cosas que podremos hacer, y que señalan quienes dan la bienvenida a esta nueva tecnología.

Pero considerar al 5G como el mero desarrollo del 4G o el LTE en términos de rapidez o mejoras para la conectividad de teléfonos móviles o dispositivos es perder de vista el cuadro completo. El salto que supone esta tecnología es de gran escala: se propone como una “nueva revolución industrial”, un “nuevo paradigma” tecnológico, o como el catalizador de un “nuevo ecosistema”. Además de las comunicaciones, el futuro de la salud, de las industrias, de la circulación en las ciudades, el vínculo entre las cosas y las personas, estará marcado por la incorporación del 5G.