REFLEXIONES IV. - Claudia Isabel Rojas Rodríguez - E-Book

REFLEXIONES IV. E-Book

Claudia Isabel Rojas Rodríguez

0,0

Beschreibung

Esta cuarta entrega de la colección titulada "Reflexiones" presenta una serie de aportes resultado de procesos de investigación finalizados que giran en torno al diseño, el desarrollo y la innovación social, llevados a cabo por investigadores de Taller 11, Grupo de Investigación en Diseño, en conjunto con investigadores externos de Colombia, México y España. Estas diversas miradas desde el diseño se presentan en dos momentos: el primero, enfocado a iniciativas llevadas a cabo en sintonía con comunidades con miras a la reconstrucción del tejido social y el segundo, centrado a los procesos de formación que conjugan el diseño y la innovación social.

Sie lesen das E-Book in den Legimi-Apps auf:

Android
iOS
von Legimi
zertifizierten E-Readern

Seitenzahl: 170

Das E-Book (TTS) können Sie hören im Abo „Legimi Premium” in Legimi-Apps auf:

Android
iOS
Bewertungen
0,0
0
0
0
0
0



REFLEXIONES IV

Diseño, Desarrollo e

Innovación Social

Claudia Isabel Rojas Rodríguez

Lorena María Alarcón Aranguren

(Compiladoras)

Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

2021

REFLEXIONES IV. Diseño, Desarrollo e Innovación Social / Reflections IV. Design, Development and Social Innovation / Rojas Rodríguez, Claudia Isabel; Alarcón Aranguren, Lorena María (Compiladoras). Tunja: Editorial UPTC, 2021. 132 p.

ISBN 978-958-660-540-3

ISBN Digital 978-958-660-541-0

1. Diseño. 2. Investigación. 3. Innovación social. 4. Comunidades. 5. Pedagogía. 6. Procesos colaborativos

(Dewey 001.4 /21) (THEMA AKB - Diseñadores)

Primera Edición, 2021

50 ejemplares (impresos)

REFLEXIONES IV. Diseño, Desarrollo e Innovación Social

Reflections IV. Design, Development and Social Innovation

ISBN 978-958-660-540-3

ISBN 978-958-660-541-0

Colección de Investigación UPTC N.° 186

Proceso de arbitraje doble ciego

Recepción: junio de 2020

Aprobación: agosto de 2020

© Claudia Isabel Rojas Rodríguez, 2021

© Manuel Martínez Torán, 2021

© Sandra Silva Cañaveral, 2021

© Martha Fernández Samacá, 2021v

© Henry García Solano, 2021

© Leidy Lorena Rodríguez Pinto, 2021

© Diego Mazo Rosete, 2021

© Magdalena Jaime Cepeda, 2021

© Sulma Julieta Castro Pacheco, 2021

© Lorena María Alarcón Aranguren (Comp), 2021

© Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, 2021

Editorial UPTC

Edificio Administrativo – Piso 4

Avenida Central del Norte 39-115,

Tunja, Boyacá

[email protected]

www.uptc.edu.co

Rector UPTC

Óscar Hernán Ramírez

Comité Editorial

Manuel Humberto Restrepo Domínguez, Ph. D.

Enrique Vera López, Ph. D.

Yolima Bolívar Suárez, Mg.

Sandra Gabriela Numpaque Piracoca, Mg.

Óscar Pulido Cortés, Ph. D.

Edgar Nelson López López, Mg.

Zaida Zarely Ojeda Pérez, Ph. D.

Carlos Mauricio Moreno Téllez, Ph. D.

Editora en Jefe:

Lida Esperanza Riscanevo Espitia, Ph. D.

Coordinadora Editorial:

Andrea María Numpaque Acosta, Mg.

Corrección de Estilo

Liliana Paola Muñoz Gómez

Editorial JOTAMAR S.A.S.

Calle 57 No. 3 - 39.

Tunja - Boyacá - Colombia.

Libro financiado por la Dirección de Investigaciones de la UPTC. Se permite la reproducción parcial o total, con la autorización expresa de los titulares del derecho de autor. Este libro es registrado en Depósito Legal, según lo establecido en la Ley 44 de 1993, el Decreto 460 de 16 de marzo de 1995, el Decreto 2150 de 1995 y el Decreto 358 de 2000.

Libro resultado de investigación con SGI 2662 y SGI 2744

Citar este libro / Cite this book

Rojas Rodríguez, C. & Alarcón Aranguren, L. (Comp.) (2021). REFLEXIONES IV. Diseño, Desarrollo e Innovación Social. Tunja: Editorial UPTC

DOI: https://doi.org/10.19053/9789586605403

Resumen

Esta cuarta entrega de la colección titulada “Reflexiones” presenta una serie de aportes resultado de procesos de investigación finalizados que giran en torno al diseño, el desarrollo y la innovación social, llevados a cabo por investigadores de Taller 11, Grupo de Investigación en Diseño, en conjunto con investigadores externos de Colombia, México y España. Estas diversas miradas desde el diseño se presentan en dos momentos: el primero, enfocado a iniciativas llevadas a cabo en sintonía con comunidades con miras a la reconstrucción del tejido social y el segundo, centrado a los procesos de formación que conjugan el diseño y la innovación social.

Palabras clave: Diseño; Desarrollo; Innovación social; Comunidades; Pedagogía; Procesos colaborativos.

Abstract

This fourth issue of the collection entitled “Reflections” presents a series of contributions the result of completed research processes that revolve around design, development and social innovation, carried out by researchers from Taller 11, Grupo de Investigación en Diseño together with external researchers from Colombia, Mexico and Spain. These diverse views from design are presented in two moments: the first, focused on initiatives carried out in conjunction with communities with a view to rebuilding the social fabric and the second, focused on training processes that combine design and social innovation.

Keywords: Design; Development; Social innovation; Communities; Pedagogy; Collaborative processes.

Contenido

Presentación

Capítulo introductorio:

El diseño como fuente de innovaciones sociales.

Distintos casos de éxito

PRIMERA PARTE.

Diseño, comunidades y reconstrucción del tejido social

Construcción colectiva de sentido en espacios formales, informales y relacionales de creación e investigación: el caso de Vestidos Orales

Potencialidades de innovación en la comunidad artesanal de Nobsa.

El diseño como herramienta de cambio en el turismo comunitario

SEGUNDA PARTE.

Diseño, formación e innovación social

CRAFT. Dinámica comunitaria a través de la innovación en el proceso de diseño y creación de artesanías para los Pueblos Mágicos de Coahuila

Exploración de elementos pedagógicos y de aprendizaje, para el fomento de la innovación social a través de la formación en investigación en diseño

Autores

Presentación

Investigar alrededor del diseño

y la innovación social

Reflexiones IV, acerca de la innovación social y el diseño, es una nueva entrega de la serie de escritos, resultado de investigación, que formalizan los integrantes de Taller 11, Grupo de Investigación en Diseño, junto a investigadores externos convocados. Resultados que depositan en sí mismos muchos de los postulados teóricos expresados en el capítulo introductorio, el cual estará a partir de esta versión, destinado a contextualizar a manera de marco teórico general, a las comunicaciones de investigación precedentes. Este marco introductorio, es un reflejo de la experiencia y la práctica de un experto en el campo temático de interés de cada edición.

La apertura teórica de la edición de Reflexiones IV, expresa el pensamiento del docente Manuel Martínez Torán, director del FabLab de Valencia Head. Diseñador, experto en metodologías que impulsan la innovación social, las cuales, desde su praxis en proyectos dirigidos a poblaciones vulnerables, propician la integración de la empresa pública y privada en España, en torno a la investigación universitaria en diseño y la transformación social. El cuerpo del texto se estructura en dos apartados, enfocados en el primer bloque, en intervenciones realizadas por una parte desde el diseño para atender problemáticas con comunidades, y, por otra parte, desde la aportación del arte, para innovar socialmente hacia la reconstrucción del tejido social. Los escritos, se apoyan en herramientas que estimulan el descubrimiento (etnográfico), la interpretación (participativa) y la ideación (codiseño) en los diferentes ámbitos de estudio contemplados en varias zonas de Latinoamérica.

Abordan temáticas que van desde la artesanía y el turismo, hasta el acompañamiento a un colectivo con riesgo de exclusión. Algunos de estos recogen registros comentados alrededor de procesos de design thinking y la cocreación en formatos colaborativos.

En el primer capítulo, la docente Sandra Silva Cañaveral, en su presentación de los Vestidos Orales, se ocupa de explicar los procesos de diseño y materialización de los dispositivos artísticos de indagación, análisis y transmisión del conocimiento sensible, tanto en espacios formales como informales, por parte de un colectivo transgénero, con unas necesidades específicas en su vestimenta. Este trabajo aporta, según la autora, “la construcción de comunidades múltiples provenientes de cualquier ámbito del conocimiento”, basadas en una investigación que permitió mantener el diálogo entre diferentes agentes participantes, haciendo visible una experiencia comunitaria generadora de nuevas “formas de lo sensible”. Esta cooperación creativa se llevó a cabo, conectando diferentes espacios de la ciudad de Pereira (universidad, calle y museo), en donde se muestra cómo el artista se puede convertir en un importante catalizador de las necesidades expresivas de cualquier colectivo con necesidad de compartir sus problemáticas y tratar de abordar conflictos.

El segundo capítulo, expone una aportación vinculada a la artesanía de la lana en Nobsa (Boyacá, Colombia), realizada por los docentes Claudia Isabel Rojas, Martha Fernández y Henry Enrique García. En este proyecto, financiado mediante convocatoria de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia – UPTC, que contó con el respaldo de la Fundación Social de Holcim Colombia y la Alcaldía del municipio citado, se ha estudiado cómo potenciar la innovación en la comunidad, mejorando sus productos y servicios. Para ello, presentan los resultados obtenidos a partir de la entrevista etnográfica, como herramienta de descubrimiento que permite redefinir la transformación del entorno social y de las relaciones humanas en la zona. Según los investigadores, “aunque la etnografía es considerada un método, se convierte en el trabajo con comunidades, en una forma de actuar e interrelacionarse para identificarse con sus verdaderos intereses y necesidades”. Este trabajo de exploración, registro y significación de los elementos que permiten reconocer las tradiciones y los procesos de la cadena productiva de la actividad lanera, recrearon mediante el diseño de experiencias, el diálogo de saberes entre artesanos, diseñadores y la comunidad. Se pone evidencia aquí, como la investigación en diseño y las técnicas creativas, logran mediante la empatía, conocer lo que las personas realmente sienten, y sus ideas entregadas por medio de soluciones a las diferentes problemáticas. Este proceso permitió definir cómo podrían ser sus roles futuros (a partir de actividades alternas, de innovación y complementarias), además de visualizar el desarrollo de sus productos y servicios en tiempos venideros.

Los docentes Leidy Lorena Rodríguez y Diego Mazo, presentan en el siguiente capítulo, Una aproximación al turismo comunitario, contando con la colaboración activa de la ciudadanía (Buur & Matthews, 2008), utilizando recursos de innovación participativa con el objetivo de buscar el mejor desarrollo sostenible para el destino turístico en Aquitania (Boyacá, Colombia). Este tipo de herramientas están presentes en las cinco etapas de su propuesta de investigación, las primeras de ellas, para comprender a las personas que prestan servicios en la zona. Tras una segunda fase de análisis, en la tercera etapa, se realizaron dinámicas de co-creación que incluyen diversos formatos como un customer journey map, lo que definió el viaje ideal del turista y se trazaron diferentes rutas que vincularán agentes del entorno, como artesanos, agricultores, etc. Y en el que además participan personas de la administración municipal, pues, existe una honda preocupación de equilibrio económico y de sostenibilidad medioambiental de este destino turístico. Elaborar una propuesta estratégica que contiene un proyecto de destino turístico responsable alrededor de sus atractivos naturales, culturales y gastronómicos, fue la acción que finalmente llevó a prototipar tres situaciones para un portafolio de servicios turísticos de la región, así como diferentes soportes de señalética informativa, y una dinámica de acercamiento entre turistas y campesinos de la zona.

El segundo bloque de la publicación, recoge dos capítulos. En el primero de ellos, se aborda fundamentalmente, cómo descubrir los principios de la innovación social en una comunidad, para aproximarlo a la formación de nuevos investigadores – estudiantes, de la carrera de Diseño; y el segundo, la formación de un semillero de emprendimiento a través de una estrategia de “convivencia y capacitación”, evidenciando dos diferentes formas de interpretar y abordar los retos de formación en innovación social.

Conscientes de la importancia del codiseño entre creativos (estudiantes de diseño) y usuarios, en este caso habitantes de seis de los Pueblos Mágicos de Coahuila (al Norte de México), la docente Magdalena Jaime Cepeda, aporta los resultados de la dinámica comunitaria (de convivencia y capacitación), llevada a cabo a través de la innovación en el proceso de diseño y creación de artesanías para la región. La propuesta se enmarca dentro de uno de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno de México, con la intención de preservar la identidad, el patrimonio y la cultura a través de la creación o perfeccionamiento de las artesanías propias de cada pueblo, con la intención de promover su comercialización activando el turismo de la zona. Esta investigación incluye la capacitación de los artesanos, definir el proceso de creación y diseño de piezas artesanales, hacer una revisión de la cultura artesanal a través del conocimiento de la vida y costumbres de los pobladores, además de promover el uso de materias primas de la región. Junto a ello, se elaboró un plan de trabajo en el que coparticiparon alumnos, artesanos, pobladores, y desembocaron en diferentes prototipos y una identidad visual del proyecto denominado CRAFT.

La docente Sulma Julieta Castro, indaga a través de estrategias pedagógicas, cómo potenciar procesos de innovación social, construir nuevas experiencias y realizar las consideraciones oportunas para que estas permanezcan en el tiempo, incorporándolas en la formación de los semilleros de investigación dentro de la Universidad. Su investigación, busca vincular los aspectos pedagógicos, metodológicos y de desarrollo humano en la formación para potenciar en los jóvenes universitarios y no universitarios habilidades humanas, fomentar las competencias investigativas y generar agentes de cambio para el trabajo en la comunidad. Describe sus resultados a partir de dos experiencias (SENA, 2014; Taller 11, 2016), desde los aspectos cognitivos, metodológicos, de agencia, de proceso e instruccionales. En sus palabras: “el acercamiento a los constructos teóricos de la innovación y el aprendizaje cognitivo”, evidencian que es positivo avanzar de esta manera, y por otra parte, ha comprobado que este tipo formatos generan cambios y han permitido el empoderamiento en el semillero, orientando futuras iniciativas formales hacia la innovación social.

“Este texto expone solo unas cuantas pinceladas de iniciativas de investigación en innovación social y diseño, que, a modo de conclusión, no se puede dejar de mencionar que existen aún más territorios en los que se están desarrollando interesantes ejemplos de innovación social en la práctica. Algunos de ellos muy orientados al ámbito de la cooperación social, que han dado lugar a interesantes propuestas alrededor del comercio justo, las tecnologías accesibles y la reutilización o el reciclaje, igualmente desarrolladas por diferentes grupos vinculados a universidades latinoamericanas”.

Claudia Isabel Rojas Rodríguez

Lorena María Alarcón Aranguren

CAPÍTULO INTRODUCTORIO

El diseño como fuente de innovaciones sociales. Distintos casos de éxito

Manuel Martínez Torán

“El diseño se ha replegado para dedicarse sólo a la contemplación, mientras el mundo debe lidiar con muchos problemas graves, incluyendo los que atañen al medio ambiente, el bienestar social, los desastres naturales y el tráfico (…) Para asumir un compromiso respecto del curso predominante de nuestro tiempo, y para lograr desempeñar un papel importante, parece ser necesario que el diseño redefina sus objetivos y diseñe una nueva estructura organizativa para sí mismo”.

Kenji Ekuan

El diseño tiene la suficiente fuerza como para mover y provocar innovaciones sociales ante los cambios actuales y en diferentes formatos, teniendo en cuenta siempre a las personas, el que se lleva a cabo dentro de comunidades y pensando en los sistemas en los que se está trabajando. Además, asistimos a un momento crucial en muchos casos, en el que se está pasando de un diseño orientado hacia las personas, a un codiseño realizado por las personas. Distintas iniciativas, apuntan a procesos más participativos para la mejora de los territorios urbanos, de barrios, de grupos o colectivos sociales, entendiendo a los ciudadanos como prosumidores implicados con sus espacios, normalmente públicos (Toffler, 1980). En el diseño aún son contadas las experiencias participativas y sociales, pero el camino acaba de empezar.

El desarrollo de este capítulo introductorio es una antesala a una serie de aportaciones que tratan de ejemplificar el interés de diferentes investigaciones que se están realizando en el contexto latinoamericano, concretamente en Colombia y México.

Los problemas que el diseño puede abordar desde la innovación social, involucran a muchos actores: organizaciones sin ánimo de lucro, educadores, movimientos sociales, personas en situación de riesgo o exclusión, voluntarios, pequeños productores artesanos o agrícolas, técnicos municipales, trabajadores sociales, etc. Como lo afirma Víctor Papanek, “la tarea esencial del diseño consiste en transformar el ambiente y los utensilios del hombre, y por extensión, al hombre mismo” (1971, 24), razón por la cual, conviene ver el diseño como una fuente posible de innovaciones alrededor de los aspectos sociales y ponerla al servicio de aquellos que lo necesitan (Manzini, 2015, 32);

Todos los diseñadores, estamos siendo testigos de una ola de innovaciones sociales ante estos cambios. El diseño comienza a trabajar en la innovación social en el sentido más amplio; es la interacción entre las personas que asume la responsabilidad de impacto positivo, sistémica. Puede tomar cualquier y toda forma física o visible, pero comienza inevitablemente con las dinámicas invisibles y las fuerzas que impulsan el comportamiento humano. Se lleva a cabo dentro de las comunidades y los sistemas que está trabajando, no fuera de ellos.

El lector conocerá distintas soluciones que, en mayor o menor medida, responden a propuestas de investigación en variados estadios de desarrollo, planteadas en sus inicios a partir de trabajos doctorales o de máster; proyectos competitivos, o bien como procesos que pretenden aplicarse próximamente porque responden a propuestas ya consolidadas en municipios o regiones. Es así, como resulta interesante, observar que, aunque se aborden por distintas vías con temáticas diferentes, todas tienen un denominador común, y es beneficiar y mejorar la vida de las personas sobre las que pretenden influir las medidas investigadas.

La función social del diseño

Este proceso de innovación social no es nuevo, y por lo tanto, conviene realizar un breve recorrido sobre la propia historia del diseño, para recordar su función social desde los primeros momentos en los que la Revolución Industrial, enseña su cara más amarga, y en medio de esa realidad aparece el primer intento de democratizar el diseño con William Morris, defensor del oficio artesano, trabajó en preservar las artes y oficios, desaprobando las modernas técnicas de producción en masa que se introducían con éxito, promoviendo y reactivando especialmente el arte textil. Su ideal de belleza no se refería exclusivamente al objeto y su estética, se interesaba por “la casa hermosa” (beautiful home), llegando a todas las clases sociales, y con la que las personas se sintieran bien y disfrutaran de ella, todo, gracias a la sostenible obra del artesano,

que crea comunidad porque ha sido hecho, ab initio, para alguien, desde una tradición y a favor de las resistencias y la naturaleza de cada material; y no ‘para nadie’, contra la tradición y el gusto establecidos, y violentando la naturaleza de la materia (Fontán y Zozaya, 2017, p.19).

Hacia 1875, Morris y el conjunto de las Arts and Crafts, se posicionarán firmemente en sus ideales y difunden su defensa del trabajo realizado a mano, un temprano intento por de diseño slow. Su interés por democratizar sus diseños, de tejidos a papeles pintados de gran complejidad y colorido, los llevaron a producir distintas series, a una o dos tintas, que lograban ser más asequibles y llegar a más público. Aplicó este pensamiento a otros objetos, y le interesaba que a los artesanos se les pagara dignamente por su trabajo, por lo que defendió el comercio sostenible y justo, como principio alineado con su implicación política.

A partir de ese momento, el diseño en mayor o menor medida, no abandona la idea de, para quién proyecta, ni pone en duda su función social, aunque cotidianamente salgan voces que lo recuerden durante nuestra historia reciente. En ese recorrido, llega toda una corriente de pensamiento (desde los años 20), en la que se prioriza la funcionalidad de los objetos pensando en el usuario y en el que habrá un intento de socializar el diseño a través de la Bauhaus, sucediendo lo mismo en la arquitectura, con el pensamiento de la vivienda obrera. Tras la Posguerra Mundial, se ensalzará con la recuperación económica, la figura del consumidor, potenciando la estética del bienestar y del buen diseño (la Gestalt y la Escuela de Ulm), más producto del consumo y el desarrollismo que brinde una reflexión intelectual. Es a finales de los años 60, cuando se empieza a realizar una crítica a lo racional y al modelo que se preconizaba, que por un lado ya no estaba pensado en la esencia del individuo, y por otro, se había desviado de las raíces de esa función social originaria, desvirtuada por criterios solo economicistas. Situaciones sobre las que el diseño debe permanecer atento. Será Papanek, quien desarrolle dicha apreciación sobre la responsabilidad del diseñador llegando así el momento, para concienciarse y contribuir en la mejora de las condiciones sociales. Con su pensamiento dado en los principios de los años 70, aparecerán las primeras acepciones de lo que conoceremos como diseño ecológico (principios del ecodiseño) o el diseño universal (inclusivo).

Esa reflexión tiene una de sus primeras miradas en la figura de Enzo Mari, y de lo que posteriormente se denominó como diseño democrático, o en las del colectivo Des-in de la Escuela de Offenbach (1974). Será entonces cuando nazca el diseño activista como tal, que en distintos rangos de respuesta pretenderán hacer una reflexión sobre el mismo diseño, desde posiciones más provocativas (siendo uno de sus mayores exponentes Alexander Mendini, a través del Radical Design), hasta las que muestran el problema directamente (como las propuestas de reciclaje de Tejo Remy, desde Droog Design). Estas manifestaciones, se presentaron en diferentes muestras entre los años 1985 y 1991, como fueron “The Green Designer” (1986), “More from Less” (1990) y la conferencia “Green Design: Beyond the Bandwagon” (1990). Ese momento álgido está representado en el proyecto Autoprogettazione de Enzo Mari, un conjunto de 19 piezas de mobiliario que fue concebido en 1971. El catálogo del proyecto concedió por primera vez a los consumidores de bajo nivel económico, disponer de diseños, diagramas e instrucciones para que se pudieran producir sus propios muebles a partir de listones de madera, lo que permite al usuario, como se recoge en 2002 con la primera reedición de este catálogo, “mirar la producción actual con ojo crítico” (Mari, 1974, p.32).